Los usuarios de la biblioteca superaron los 16.000

M.M.G.
-

La cifra, la más alta de los últimos años en este espacio de El Hoyo de Pinares, supone un incremento del 4 por ciento respecto al año anterior

Los usuarios de la biblioteca superaron los 16.000

La afición a la lectura sigue creciendo entre los vecinos de El Hoyo de Pinares. Al menos así se extrae de las cifras de usuarios de la biblioteca municipal de la localidad, ubicada en el Centro Cultura Miguel Delibes y que el Ayuntamiento ha facilitado a este periódico.
Según esas tablas, el año pasado fueron 16.160 los visitantes que recibió la biblioteca. Una cifra muy elevada que es, además, la más alta del histórico reciente de estas instalaciones.
Supone, por ejemplo, un incremento del 4 por ciento respecto a los 15.490 visitantes que acudieron a la biblioteca en 2018. O una subida del 24,6 por ciento si se compara con los 12.924 usuarios registrados por la biblioteca en el año 2014.
Lo cierto es que desde ese año la cantidad de personas que cada día traspasan las puertas de la biblioteca de El Hoyo de Pinares no ha dejado de crecer. Sólo en 2015 se registró un pequeño descenso (al bajar a los 11.722). Pero es la excepción que confirma la regla que habla de un incremento constante en la cifra de visitantes. Así, estos fueron 13.877 en 2016; 14.045 en el año 2017; 14.450 en el año 2018; y los ya mencionados 15.490 del año pasado.
Y como parece lógico suponer, el incremento en la cifra de usuarios de la biblioteca también se ha traducido en una subida en la cifra de préstamos registrados. De esta manera, el año pasado los préstamos contabilizados por Jesús Fernández, responsable del Centro Cultural Miguel Delibes, superaron los 25.000 en el caso de los libros (concretamente llegaron a 25.057), también la cifra más alta de los últimos años. Esto supone un incremento del 3,6 por ciento respecto a los 24.185 libros prestados el año anterior, por citar sólo un ejemplo.
Y es que son los libros los elementos que más se prestan en una biblioteca en la que los usuarios también tienen a su disposición material audiovisual, libros electrónicos y publicaciones periódicas. En el primero de los casos se prestaron 673 elementos (cuando en 2018 se prestaron 609). Si hablamos de libros electrónicos debemos hablar de 636 préstamos (en 2018 fueron 594 los préstamos). Y en materia de publicaciones periódicas se ha pasado de los 330 préstamos a 2018 a los 334 del año pasado, una cifra que apenas difiere. 
Y cuando hablamos del perfil de los usuarios de la biblioteca municipal de El Hoyo de Pinares debemos mencionar de manera especial a los niños. Porque son ellos los que más disfrutan de sus instalaciones. 
Lo comprobamos cuando se desglosa por edades a los usuarios de la biblioteca.Así, de los más de 25.000 libros prestados en el centro cultural, 18.427 fueron a parar a las manos de los niños de El Hoyo de Pinares (o lo que es lo mismo, el 73,5 por ciento).
Y aunque el porcentaje de diferencia no sea tan llamativo, los niños también superan a los mayores en lo que a préstamo de libros electrónicos y material audiovisual se refiere. En el primer caso, los niños estuvieron detrás de 368 préstamos y los adultos, de 292. Y si hablamos de material audiovisual, los niños gestionaron 361 préstamos y los adultos, 303.
Los mayores sólo ‘ganan’ a los niños en publicaciones periódicas, con las únicas 334.
En opinión de Fernández, el incremento de visitantes obedece que «se hacen más actividades en el centro, como exposiciones, talleres para niños, mural participado, curso etnobotánica». Considera que esto «hace que se dinamice a un grupo de población más amplio. También porque ahora en la biblioteca se cuanta con rincones específicos (etnobotánica, bilingüe, libros accesibles...) lo que nos enriquece», concluye.

MEJORAS

Si bien es cierto que durante estos días de cierre forzoso el Centro Cultural Miguel Delibes de la localidad de El Hoyo de Pinares (que incluye biblioteca, Aula Mentor y sala de exposiciones) no recibe la visita de lectores, eso no quiere decir que la actividad haya cesado por completo en sus instalaciones.
Allí acuden Jesús Fernández Fernández, responsable del Centro Cultural Miguel Delibes  y Óscar Santamaría, concejal responsable de la biblioteca, que durante este tiempo están llevando a cabo un intenso trabajo de renovación y mejora del espacio cultural.
Aprovechando la ausencia de visitantes, durante estos días se está llevando a cabo la tarea de desinfección del C.C. Miguel Delibes, con el fin de que cuando pueda reabrirse se encuentre en las mejores condiciones de higiene para sus usuarios.
Pero, además, los responsables de la biblioteca municipal están llevando a cabo también estos días la labor de organización y clasificación de ejemplares de la misma.
A esto suman, además, las tareas de renovación y reparación del tejuelo del banco de libros actual, así como la instalación de nuevas estanterías para incorporar a esa colección 300 nuevos ejemplares.