Mañueco reclama al Gobierno un fondo no reembolsable

Ical
-

Demanda una desescalada "coordinada" para no dar pasos atrás, y que atienda a la zona básica de salud frente a la provincia para favorecer a las zonas rurales

Mañueco interviene en el Senado. - Foto: Ical

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, reclamó hoy al Gobierno de España un “fondo de apoyo económico no reembolsable” para poder paliar los efectos que deja ya la crisis del coronavirus. “Necesitamos recursos financieros” dijo y explicó que esa demanda no es más que lo que el Gobierno de España pide a Europa. Además, pidió que se escuche a la Comunidad en la aplicación de la 'desescalada'.

Mañueco intervino en la Comisión General de Comunidades Autónomas celebrada este jueves en el Senado, donde insistió además que están "dispuestos a dar todas las explicaciones” para que se conozcan todas las transferencias y pagos que se han realizado, “y las facturas que hemos tenido que pagar”, para que la transparencia presida ese fondo de apoyo no reembolsable.

En este sentido, pidió en declaraciones recogidas por Ical poder participar en la gestión de los fondos que puedan llegar de Europa para acometer la reconstrucción económica del país porque, según dijo, han demostrado que las comunidades autónomas han estado "a la altura”. 

Mañueco aseguró que las comunidades son "útiles para la protección de las personas”, y añadió que son las que mejor conocen cada uno de los territorios a los que representan, por lo que no dudó en afirmar que “hemos sabido ejercer nuestras competencias”.

El presidente de Castilla y León apeló a la “planificación, certidumbre y seguridad” que el Gobierno debe dar a las comunidades en la 'desescalada' para "no retroceder en lo conseguido”, y puso de manifiesto que “la colaboración hace la fuerza”, por lo que llamó al concurso de todos para seguir trabajando. Además, resaltó que la lealtad debe ir en ambas direcciones, tanto del Gobierno central hacia las autonomías y de estas a los ayuntamientos, como a la inversa.

Asimismo, lamentó que no acudiera el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a esta cita que consideró de la mayor relevancia dada la situación por la que atraviesa el país. “Hoy esperábamos al presidente” le dijo a la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, que presidió esta sesión, ya que consideró la cita “mucho más que un debate de las autonomías”, por lo que solicitó una próxima comparecencia de Sánchez en la Cámara Alta, como también reclamó la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Coincidió Mañueco en que “el estado autonómico ha resistido” y destacó el “sistema de salud de primera” que tiene Castilla y León, que calificó de “envidiable” gracias a los profesionales que componen la sanidad autonómica “que han actuado con valentía y cualificación”. No obstante, reprochó al Ejecutivo central que “la prevención es la clave diferencial entre los países que tienen menos fallecidos”, por lo que le invitó a “tomar nota” para agilizar medidas y limitar la movilidad de la población.

Otras propuestas

El presidente de la Junta dejó en la tribuna del Senado algunas propuestas para avanzar en la lucha contra el Covid-19 y poder afrontar esa reconstrucción económica y social que demanda el Ejecutivo. Mañueco indicó que “el Estado tiene que dotarse de los recursos humanos y materiales necesarios para ejercer sus competencias”, aunque aclaró que lejos de ir a una recentralización del Estado, se refirió a “fortalecer el Gobierno central” así como los mecanismos de coordinación. 

En este sentido, recordó que las reuniones por videoconferencia con los presidentes autonómicos que se han venido celebrando los domingos “se ha demostrado que no es útil". "Las comunidades nos enterábamos de las decisiones el día antes por televisión sin consultarnos y sin escucharnos, al menos a Castilla y León”, matizó.

Es por eso que abogó por órganos “estables y operativos” que se reúnan de manera habitual para una mejora de la interlocución. De esta forma, reclamó como “fundamental” la celebración del Consejo de Política Fiscal y Financiera para avanzar en esa financiación de las comunidades durante las próximas fases ya que se han tomado decisiones en Castilla y León para aliviar el pago de los impuestos autonómicos o con medidas de apoyo a la financiación de las empresas y los autónomos. Por eso solicitó participar en la configuración del nuevo marco de estabilidad presupuestaria y del nuevo margen de déficit y de deuda.

También, reclamó al Ejecutivo de Sánchez acometer una desescalada “planificada, segura y coordinada” de manera que no se den pasos atrás. Agradeció la adopción de algunos criterios propuestos por las comunidades como el intervalo de 15 días entre fases, pero advirtió de la necesidad de salir del ámbito provincial para llegar a la “zona básica de salud” en esa desescalada y desconfinamiento.

“Es imprescindible” clamó, porque solo asé se puede reconocer y favorecer las áreas rurales de la comunidad donde “no tienen por qué verse afectados de que haya casos en las capitales o grandes ciudades”. Un exigencia para la que pidió escuchar a las comunidades autónomas que “estamos dispuestas a implicarnos”. Mañueco dijo apostar por la desescalada asimétrica pero atendiendo a la “limitación de movimientos”, autoridad que le corresponde al Gobierno de España.

Sobre los sectores más afectados por el confinamiento como la hostelería o el pequeño comercio, consideró innecesario atender al criterio de la reducción a un tercio del aforo si ya existe "el criterio del distanciamiento social”. Al tiempo, apuntó como clave la formación de los profesionales para garantizar la seguridad en los establecimientos, y llamó a extender los ERTEs más allá de la apertura de los negocios “porque si no estamos hundiendo todavía más a estos sectores”.