Mejoras para público y usuarios

L.C.S
-

Las actuaciones que el Ayuntamiento pretende realizar en la cubierta multiusos y los campos de Sancti Spiritu buscan el beneficio de los espectadores y los deportistas

Mejoras para público y usuarios - Foto: David Castro

Mejorar las instalaciones deportivas de la cubierta multiusos y el complejo Sancti Spiritu para el beneficio de usuarios y deportistas es el objetivo que se persigue desde el Ayuntamiento de Ávila con la propuesta de actuación en ambas infraestructuras, que se ha enviado desde el Consistorio abulense a la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) para su pronunciamiento sobre la viabilidad o no de las mismas, al estar en zona de flujo preferente, algo que desde la sede municipal se ve posible.
El programa electoral con el que Por Ávila ganó las Elecciones Municipales incluía varias actuaciones dentro del complejo deportivo de Sancti Spiritu, entre ellas «la construcción de un segundo graderío en el complejo deportivo Sancti Spiritu» y la necesidad de «una cafetería que dé servicio a todos los usuarios de estas instalaciones y muy especialmente a las familias de los jugadores, que además serviría además como refugio de las inclemencias meteorológicas», por lo que proponía «la instalación de una cafetería prefabricada con terraza acristalada desde donde poder ver los campos». También se recogía en ese programa la «construcción de vestuarios en el campo Sancti Spiritu A, para dar el servicio adecuado a todos los deportistas en ambos terrenos de juego», y se completaba con la «construcción de dos campos de fútbol-7 de hierba artificial» y de «un parque infantil para niños pequeños con el fin de que puedan jugar mientras sus hermanos practican deporte».
 Algunas de estas promesas electorales se abordan en la propuesta de mejora elaborada por el Ayuntamiento de Ávila, para este complejo que actualmente dispone de dos campos de césped artificial para la práctica del fútbol y dos edificaciones anexas, unas gradas sin cubrir y uno de vestuarios.
Una de ellas es «la instalación o construcción de una pequeña edificación destinada a bar cafetería para dar servicio a los usuarios de los campos, siendo ésta una demanda reiterada de los mismos», se concreta en el informe elaborado desde el Ayuntamiento de Ávila por encargo de la Concejalía de Deportes.
Esta edificación, se matiza, se ubicaría «entre los dos campos existentes» y para su construcción se propone «o bien una pequeña edificación de dimensiones máximas aproximadas 12x8 metros, o bien la instalación de una edificación prefabricada modular sobre solera de hormigón adaptada al uso de cafetería». En cualquiera de las dos opciones, se concreta, «dispondrá de sala de estancia, zona de bar, aseo y almacén».
La otra propuesta con la que Por Ávila acudió a las elecciones que se concreta en esta actuación es la construcción de un módulo de vestuarios. En el informe se afirma que «actualmente existe una edificación destinada a vestuarios que no cubre con la demanda de los usuarios al resultar insuficiente» y por ello «se propone la construcción de un nuevo edificio destinado a módulo de vestuarios con el objeto de ampliar la dotación», planteando como posible emplazamiento del nuevo módulo en los terrenos junto «al edificio ya existente alineado con el vallado de cerramiento de la parcela existente».
Junto a estas dos construcciones nuevas en el complejo, la propuesta del Ayuntamiento enviada la CHD contempla también la cubrición de las gradas existentes «con un cerramiento ligero que permita dar cobijo a los espectadores», lo que permitiría, a la vez, «el aprovechamiento del espacio bajo grada para destinarlo a almacenes de material deportivo pudiendo, de esta manera, retirar las casetas prefabricadas de obras instaladas por los clubes para tal fin», aliviando de esta manera los padecimientos de los espectadores debido a la «dura climatología de la ciudad, con numerosos días de lluvia, viento y nieve», según se hace constar en la documentación que justifica los trabajos en esta instalación.
En relación con todas ellas, las que afectan al complejo Sancti Spiritu, se envía el mensaje desde el Ayuntamiento a la CHD de que «no representan un incremento de la vulnerabilidad de la seguridad de los usuarios frente a avenidas ya que no se incrementa el aforo de la instalación, simplemente se pretende la mejora de la misma, atendiendo a la vez las demandas de los usuarios».?
cubierta multiusos. Junto con las mejoras en el complejo futbolístico de Sancti Spiritu, destinadas tanto a usuarios como a público, también ha presentado el Ayuntamiento de Ávila una propuesta de actuación en la cubierta multiusos ubicada entre la plaza de toros y el estadio municipal Adolfo Suárez, que en este caso está pensada directamente para beneficiar a los deportistas.
Según consta en el informe elaborado en el Consistorio abulense, la parcela sobre la que se levanta esa cubierta tiene una superficie total de 39.889 metros cuadrados y la edificación existente «tiene una tipología de nave con estructura metálica y cubierta de chapa».
«La cubierta», continúa el escrito, «se prolonga en fachada con unos faldones que cubren únicamente la mitad de las fachadas dejando sin protección la parte baja de las mismas», por lo que este hecho «facilita la entrada de aire, lluvia y nieve», dificultando de esta manera «la práctica del deporte en periodos con condiciones climatológicas adversas». Se recuerda también que «todo el edificio se encuentra rodeado perimetralmente por un muro de bloques de hormigón de aproximadamente 2 metros de altura».
De esta manera, la actuación que se pretende realizar si la CHD no pone reparos es «el cerramiento de la zona baja de la fachada norte y la mitad de las fachadas este y oeste».
Para realizar esos trabajos en las tres fachadas se plantean hasta tres soluciones constructivas. La primera sería a través de «bloques de hormigón»; la segunda mediante «un zócalo de bloques de hormigón de 1 metro de altura, completando el resto de altura con cerramiento de chapa prelacada de acero». Estas dos soluciones se completan también con «la instalación de 12 puertas de dos hojas de chapa de dimensiones 2x2 metros».
La tercera opción que se maneja desde el Ayuntamiento de Ávila es «el cerramiento móvil tipo cortina de tejido de lona acrílica».
Al igual que se especificaba en los trabajos programados en Sancti Spiritu, «esta actuación no supone un incremento de la ocupación en planta de la edificación ni del volumen existente, toda vez que no representa un incremento de la vulnerabilidad de la seguridad de los usuarios frente a avenidas puesto que el edificio ya dispone de un cerramiento delantero al que se propone».



Las más vistas

Tribunales

La Lugareja es propiedad del Obispado de Ávila

La sentencia de la Audiencia Provincial, contra la que no cabe recurso ordinario, da la razón a la Iglesia, que apeló contra un fallo anterior del juzgado de primera instancia de Arévalo que dejaba en manos de particulares la titularidad del templo