Las obras de la sede de Cruz Roja salen a licitación

B.M
-
Las obras de la sede de Cruz Roja salen a licitación - Foto: Belén González

Se espera que los trabajos, que tienen un plazo de 18 meses, puedan comenzar este verano para un centro que quiere ser «un espacio abierto para la ciudad»

Con la previsión de comenzar los trabajos en verano, Cruz Roja abre el concurso público para la adjudicación de las obras de construcción de su nueva sede, para lo que las empresas interesadas pueden presentar sus ofertas hasta el próximo 10 de mayo. Con ello se da un paso definitivo para un importante proyecto que pretende ofrecer a la sociedad un espacio abierto, según explica Ylia Aguilar, secretario provincial de Cruz Roja.
El nuevo espacio estará situado en la calle Hornos Caleros, en la zona de Rivilla, y supondrá la puesta en marcha del proyecto básico y de ejecución redactado por los arquitectos Arturo Blanco Herrero y Laura Martínez Arribas, aunque desde el concurso de ideas que ganaron se han hecho algunas modificaciones, sobre todo para ajustar el presupuesto. Un presupuesto que finalmente para la ejecución material asciende a una cantidad cercana a los 2,7 millones de euros con un plazo de 18 meses para la realización de los trabajos desde la firma del contrato y con las correspondientes licencias que ahora hay que actualizar.
Según explica Ylia Aguilar, la obra se realiza «porque es necesaria para dar una atención digna y ser un punto de referencia para los vecinos, tener un espacio abierto a la ciudad» donde se pueda recibir la atención adecuada, participar en las actividades, los huertos o las propuestas para mayores, por ejemplo para ejercicio, y con más espacio para los jóvenes. Además el salón de actos, «grande», podrá ser utilizado como un espacio «bonito y digno» por la sociedad abulense». En definitiva, será un lugar «para que vengan las personas y disfruten de un espacio abierto y vivo».
Reconocen desde Cruz Roja que la nueva sede era un proyecto perseguido teniendo en cuenta que la  actual es antigua y se había quedado pequeña. Se ve, en datos, en que se ha duplicado la plantilla y también con el aumento de personas atendidas y el de asambleas locales, por lo que es necesario contar con una adecuada sede provincial parta todos ellos. Y es por esto que se comenzó a plantear la idea de contar con un nuevo espacio, adecuado a las necesidades actuales, y se convocó el concurso de ideas. Sin embargo, ahora llega el momento «de aterrizar el proyecto con las necesidades y el presupuesto» lo que ha supuesto reducción de algunos espacios dentro de una sede que es patrimonio que se gestiona de Cruz Roja en Madrid.