El PP pide revisar la ordenación urbana de La Alamedilla

J.M.M.
-

Los concejales populares mantuvieron una reunión con la Asociación de Vecinos de este barrio anexionado en la que se acercaron a sus reivindicaciones

El PPpide revisar la ordenación urbana de La Alamedilla

El grupo municipal del PP mantuvieron una reunión con la Asociación de Vecinos de La Alamedilla del Berrocal, barrio anexionado de la capital abulense, en la que escucharon las necesidades, proyectos y demandas de esta zona de la ciudad. 
En un comunicado de prensa, Sonsoles Sánchez-Reyes, portavoz municipal de los populares, señaló «la importancia de trabajar para que La Alamedilla y el resto de barrios anexionados sean barrios de pleno derecho de la ciudad, con la misma calidad de servicios y las mismas oportunidades». Sánchez-Reyes apunta que «el propio calificativo ‘anexionado’ hace una distinción que debemos evitar, son barrios como cualquier otro de la ciudad y el Ayuntamiento los debe tratar en pie de igualdad. Nuestro grupo tiene claro que algunas situaciones que se dan deben erradicarse y así se lo trasladaremos al equipo de gobierno en los órganos oportunos». 
Entre los aspectos tratados en el encuentro, los concejales del PP destacaron «las necesidades urbanísticas del barrio, que el Ayuntamiento debería valorar y atender». Las quejas de los residentes se centran en la falta de condiciones de las parcelas para edificar en ellas. Miguel Encinar, portavoz de Urbanismo del Grupo Popular en el Consistorio, considera conveniente «revisar la ordenación urbana del núcleo para que pueda sobrevivir demográficamente, puesto que la ordenación actual resulta muy restrictiva y dificulta mucho la posibilidad de construir una vivienda para residir allí». 
Explica Encinar que «es perfectamente compatible el respeto a los valores ambientales, culturales, tradicionales y estéticos del núcleo con la posibilidad de que aquellas personas que estén interesadas puedan construirse una vivienda». «Es más –añade el edil del PP– ahora, con la situación generada por la COVID-19 hay una gran oportunidad de captar población para los barrios anexionados, ya que las personas buscan viviendas en lugares menos poblados demográficamente». 
Sin salir del tema urbanístico, los vecinos trasladaron a los ediles del PP sus demandas para «mejorar la dotación de elementos urbanos básicos en los puntos más concurridos, tales como luminarias y papeleras», así como «la renovación de la pista polideportiva con la que cuenta el barrio, que se halla bastante deteriorada», puntualiza Encinar. 
En otro orden de asuntos, Inmaculada Pose destacó cómo desde la Asociación «se trabaja para sensibilizar a los vecinos realizando actividades con asociaciones de discapacidad y con centros especiales de empleo» y detecta que la comunicación entre el barrio y el Consistorio «es deficiente, de hecho, los propios vecinos desconocen que este año hay presupuestada una ayuda de 20.000 euros para mantenimiento de las sedes de las asociaciones de vecinos de la que, por cierto, aún no han visto un euro».