Derivadas 20 operaciones al Hospital Santa Teresa

E.C.B
-

Desde el Complejo Asistencial de Ávila explican que se trata de intervenciones quirúrgicas que seguían programadas por su urgencia, gravedad o necesidad

Derivadas 20 operaciones a la Clínica Santa Teresa - Foto: David Castro

Los planes de contingencia de los Complejos Asistenciales en cada provincia «tienen en cuenta los recursos propios y privados, que pueden utilizarse en algunos casos cuando veamos que las tasas de hospitalización se van incrementando, y de hecho ya se están utilizando hospitales de apoyo privados». Son palabras de la consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, que vienen a confirmar el compromiso de colaboración que ya se ha hecho efectivo entre centros sanitarios públicos y privados, en el caso de Ávila con el Hospital Santa Teresa, a donde se han derivado 20 intervenciones quirúrgicas que seguían programadas por su urgencia, gravedad o necesidad.
De hecho, según confirmaron a este periódico desde la gerencia del Complejo Asistencial de Ávila, la coordinación con esta clínica privada es total. Y la propia consejera de Sanidad confirmó este jueves que se van a derivar a la privada «todos los casos que los gerentes tengan planificados en los planes de contingencia que han definido». «Utilizaremos las instalaciones privadas con nuestros profesionales para las intervenciones», subrayó.
Y en la misma línea, el vicepresidente primero de la Junta, Francisco Igea, afirmó que «toda la red de asistencia privada está a disposición en estos momentos de la Consejería de Sanidad».
Respecto a la utilización de camas de los hospitales privados, Virginia Casado comentó que dichos centros «en algunas áreas están en reserva y todavía no se ha llegado a la situación de ocupación y traslado de pacientes a esos recursos», aunque se está trabajando en previsión de un futuro uso de «otras alternativas» si fuera necesario.



Las más vistas

Tribunales

La Lugareja es propiedad del Obispado de Ávila

La sentencia de la Audiencia Provincial, contra la que no cabe recurso ordinario, da la razón a la Iglesia, que apeló contra un fallo anterior del juzgado de primera instancia de Arévalo que dejaba en manos de particulares la titularidad del templo