Medidas y aislamiento en el Centro Infantas

B.M
-

Tres residentes están en observación en un espacio residencial que tiene un pabellón preparado para estos casos

Medidas y aislamiento en el Centro Infantas - Foto: Diario de Ávila Lola Ortiz

En el Centro Infantas Elena y Cristina se han tomado medidas ante posibles casos de coronavirus. En este sentido, la vicepresidenta de la Diputación y responsable del Área d e Familia, Beatriz Díaz, explica que «en principio no hay personal sanitario afectado» en un centro donde se cuenta con 70 auxiliares, 15 enfermeras y dos médicos. Lo que sí hay es tres residentes en observación y aislados al presentar un cuatro de tos y fiebre y donde han recibido la petición de que se aislaran.
Para poder seguir este procedimiento es el pabellón número tres el que está preparado para el aislamiento, en una zona donde se cuenta con habitaciones con baño y donde precisamente están esas tres personas, precisa la vicepresidenta de Diputación. De forma general, en el centro se cuenta con 159 residentes.
Respecto al personal, señala que se cuenta con mascarillas y guantes para la protección, aunque para los casos de aislamiento el material es más específico. Se trata de gafas, pantallas, botas o gorros además de unas «mascarillas especiales».
También se cuenta con líquido desinfectante situado por el centro.
Se cuida además, explica Beatriz Díaz, tener unas medidas específicas para gente que llega desde el exterior. En este sentido, están prohibidas las visitas y por tanto no entra gente para realizar esas visitas a los residentes.
Sí que se ha tenido que articular la entrada de los repartidores que pasan por una zona de desinfección y que tienen que entregar lo que lleven con guantes.
En el caso del Centro Infantas Elena y Cristina se cuenta con servicios externos como ocurre, por ejemplo, con el de limpieza, donde se han incrementado las normas de limpieza que ya se venían realizando. «Se está limpiando constantemente», precisa la representante de la institución provincial, en especial «cosas como pomos o barandillas que pueden tocar los residentes».
 Y para el comedor, que también llega desde el exterior, se ha reforzado al máximo la higiene también para contar con la máxima protección contra el coronavirus.