Llul, el señor de las 'mandarinas'

Europa Press
-

El base del Real Madrid hace un repaso de su carrera. El oro olímpico es lo único que le falta

Llul, el señor de las 'mandarinas' - Foto: Luca Piergiovanni

El base del Real Madrid Sergio Llull repasó ayer su carrera y el sueño que supone para él ser jugador del cuadro blanco, una realidad en la que solo experimenta «pros» y que le hace no mirar hacia la NBA, al tiempo que explicó el secreto de un equipo ganador de la mano de Pablo Laso.
«Cuando era pequeño veía los partidos del Madrid por la tele y era mi sueño jugar aquí. Pude cumplirlo y lo sigo haciendo. La NBA es la mejor liga del mundo, pero tienes que poner en la balanza los pros y contras, y para mí vestir esta camiseta solo tiene pros. Estoy muy a gusto. Estamos en una dinámica ganadora y ojalá pueda seguir muchos años más», señaló en la tercera jornada de la Semana Blanca de la Escuela Universitaria Real Madrid Universidad Europea.
El menorquín, famoso por sus ‘mandarinas’ (canastas desde medio campo), aprovechó para explicar su sentir como jugador merengue:«Representar a esta institución es una responsabilidad muy grande. Es el mejor club del mundo y tienes que actuar en consecuencia. Valores como el esfuerzo, el trabajo diario, el sacrificio, el compañerismo y no rendirse nunca van unidos a la Historia del Real Madrid».
«Cuando eres deportista de alto nivel tienes que tener claro el ejemplo que hay que dar a los jóvenes. Cuando eres pequeño sueñas con vestir esta camiseta, pero luego la realidad supera todos esos sueños. Detrás hay mucho esfuerzo, sacrificio y horas de entrenamiento. Sigo cumpliendo ese sueño de vestir la camiseta del Real Madrid», añadió con cierta emoción.
Además, el internacional español recordó sus mejores momentos en Chamartín. «La Copa del Rey en Málaga con mi último tiro, el día de mi fichaje. Pero me quedaría con la Euroliga que ganamos en casa. También fue un momento muy especial mi regreso tras la lesión por volver a sentirme jugador y por la ovación de la afición».
Por otro lado, Llull dio la clave de un equipo ganador como el formado por Laso durante la última década. «Creo que cuando un bloque funciona muy bien en la cancha es porque hay un grupo de personas fuera que lo hacen posible. Todo ese buen ambiente se ve reflejado en el campo y nos hace jugar lo mejor que podemos para celebrar títulos juntos. Es primordial anteponer el beneficio del equipo al personal. Tenemos jugadores de mucha calidad pero todos conocen su rol y lo que tienen que hacer para que el combinado funcione», confesó.


Sueño cumplido

«No podía imaginar lo que he conseguido ni en mis mejores sueños. Siempre he intentado dejarme la piel centrándome en el día a día para ir creciendo poco a poco en este gran club. Con lo que más se siente identificada la afición del Madrid es con un jugador que lo da todo, que nunca se rinde y lo intenta hasta el final. Es lo que yo intento hacer», afirmó al ser calificado de leyenda del club.
En cuanto a la vuelta a la competición, el escolta opinó que los deportistas tienen que hacer «un esfuerzo» para intentar que la Liga Endesa se reanude y que los hinchas que vean los partidos por televisión puedan «pasar al menos dos horas olvidándose de este virus». Lo que no está tan claro es que la Euroliga siga adelante. Hoy se sabrá. 
Por otra parte, Llull confesó un secreto a voces:el título que más ilusión le haría en el resto de su carrera sería ganar los Juegos Olímpicos con la selección española.