scorecardresearch

El Barça saca el orgullo con una remontada apoteósica

EFE
-

Los 'culés' salen victoriosos de su encuentro con el Unics Kazan ( 111-107 ), en un encuentro que perdían por 17 puntos al inicio del último cuarto y que acabaron ganando en una prórroga agónica

El Barça saca el orgullo con una remontada apoteósica

El Barça remontó este martes ante el Unics Kazan ruso un partido que perdía por 17 puntos al inicio del último cuarto y que acabó venciendo en una prórroga agónica por 111-107 para delirio del Palau Blaugrana.

El parcial de 37-20 en el cuarto periodo fue determinante para revertir el rumbo de los tres cuartos iniciales, en los que el equipo de Sarunas Jasikevicius fue incapaz de equiparar la agresividad defensiva y el acierto en el tiro de un Unics Kazan que llegó a ganar de 20 puntos en el tercer cuarto.

El Barça, que ha cuajado la mejor primera vuelta en la Euroliga moderna (15-2), estuvo liderado por Nikola Mirotic (28 puntos) y Kyle Kuric (24 puntos), mientras que en el bando ruso destacaron John Brown (21 puntos y 5 robos) y Lorenzo Brown (27 puntos y 9 asistencias).

El Barça saca el orgullo con una remontada apoteósicaEl Barça saca el orgullo con una remontada apoteósicaEl cuadro catalán tuvo que sobreponerse a las ausencias del base Nick Calathes, los escoltas Cory Higgins y Álex Abrines y del alero Sergi Martínez por lesión, y la baja del alero Nigel Hayes-Davis por covid-19.

El partido empezó con una declaración de intenciones del exbarcelonista Mario Hezonja, que en su regreso al Palau Blaugrana anotó dos triples y un palmeo de espaldas sobre la bocina en los primeros tres tiros (3-8, min.2).

El Barça respondió anotando de forma coral, liderado por siete puntos de Mirotic, pero fue incapaz de cortar el torrente ofensivo de un Unics Kazan muy acertado en el tiro y con la confianza por las nubes del que había ganado en siete de las ocho jornadas precedentes (20-26, min.7).

El tiempo muerto de Jasikevicius tampoco alteró el descontrolado intercambio de canastas y el Barça, pese a perder por un máximo de seis puntos, recortó distancias al final del primer cuarto (27-28).

La presencia interior de Sertac Sanli permitió al Barça culminar la remontada (31-30, min.12), pero el Unics Kazan mantuvo el pulso con distancias mínimas en el marcador, guiado por la agresividad de un John Brown hiperactivo en ambos lados de la pista (13 puntos y 4 robos al descanso).

La dispar intensidad física, que permitió al cuadro ruso ganar balones divididos y anotar en transición, condenó al Barça a una desventaja de diez puntos en dos minutos, del 35-34 (min.14) al 35-45 (min.16), para enfado de un Jasikevicius que pese a parar el partido no pudo impedir la derrota al descanso (37-46).

El paso por vestuarios tampoco fue un punto de inflexión, pues Jasikevicius tardó dos minutos en pedir otro tiempo muerto tras un parcial de 2-9 que situó una nueva máxima diferencia en el marcador (39-55, min.23).

Aunque el Barça dio síntomas de recuperación en algún tramo de acierto ofensivo, la irrupción de Lorenzo Brown en el perímetro (18 puntos y 4 triples al final del tercer cuarto) hundió al cuadro azulgrana (51-71, min.28), solo sostenido por Mirotic (18 puntos al final del tercer cuarto) (57-74, final del tercer cuarto).

Las canastas de Rokas Jokubaitis y Mirotic al inicio del último cuarto dieron esperanzas al Palau (69-81, min.33), que estalló cuando un triple de Kuric, dos tiros libres de Mirotic y una canasta tras robo de Laprovittola situaron el 84-88 en el marcador a 2:08 para el final.

En unos instantes finales de infarto, tres tiros libres de Mirotic empataron el partido a 15 segundos del final (94-94) y el fallo de Lorenzo Brown sobre la bocina llevó el partido a la prórroga.

El fiabilidad en el tiro de Kuric puso por delante al Barça (96-94), le permitió mantener ventajas mínimas ante un Unics Kazan que no tiró en ningún momento la toalla y, con empate 106-106, Jokubaitis anotó una canasta decisiva a 16 segundos del final.

Canaan tuvo la oportunidad de remontar con tres tiros libres, pero solo anotó uno (108-106, a falta de 12.8 segundos) y el mejor acierto desde la línea de tiros libres permitió ganar a un Barça que contuvo la respiración con el tiro final de Lorenzo Brown, repelido por el aro.