Los goles devuelven la vida al Real Ávla

Área 11
-
Los goles devuelven la vida al Real Ávla - Foto: David Castro

0
La Bañeza
4
Real Ávila
Finalizado
Los encarnados se reencuentran con la victoria y la efectividad en el partido ante La Bañeza. Un triunfo para darse una nueva oportunidad en la persecución del Numancia B y el Astorga

El Real Ávila superó con un contundente 0-4 a un errático y negado La Bañeza en La Llanera, uno de los campos más complicados del grupo VIII de Tercera. A pesar de las buenas intenciones de los locales, los tantos de Javi de Mesa, Edu, Juli y Peli fueron suficientes para que los de Jonathan Prado asaltaran La Llanera y se llevaran tres puntos importantes para apurar sus opciones de acceder a a los puestos de ascenso.Un triunfo que sigue dando vida a los encarnados, que se resisten a cerrar la temporada.
José Diez apostó por Rubí en el once titular y colocó a Hugo de central y a Dani Sampedro de lateral izquierdo, a la vez que dejó a los recuperados Juni, Ricardo, Jair, Fidalgo y Bili en el banquillo. No hubo demasiadas ocasiones en los primeros compases del choque ni mucho ritmo, pero aún así el marcador se movió a favor del cuadro visitante. Javi de Mesa aprovechó un saque de esquina para batir a Sánchez y mandar el balón al fondo de las mallas. Era el 0-1, aunque nada hacía presagiar el vendaval abulense, que llegaba a tierras leonesas con ganas desquitarse después de varias jornadas sin ver puerta.
El Real Ávila intentó a partir de entonces dormir el partido a sabiendas de que el resultado le era favorable. La Bañeza, por su parte, tampoco generaba ocasiones claras ni lograba generar peligro cerca de la portería de Alberto. Fue en este escenario cuando un nuevo zarpazo de los de Prado colocó el 0-2 en el marcador. En esta ocasión fue Edu, quien aprovechó la debilidad defensiva local para ampliar diferencias. Con este resultado se llegó al descanso. El escenario era ideal para los intereses del Real Ávila, que con un saque de esquina y un desajuste defensivo rival habían encarrilado la victoria. Eso sí, quedaba un segundo tiempo que La Bañeza tenía intención de aprovechar.
Tras el paso por vestuarios José Diez rectificó y sustituyó a Rubí, una de las sorpresas del once titular, por Ricardo. Pero las cosas no salieron como pensaba el técnico local. El Real Ávila tuvo ya en la primera jugada del segundo tiempo una oportunidad de oro para establecer el 0-3 en el marcador, pero la jugada fuer anulada por fuera de juego. Tampoco cambiaron las cosas atrás, ya que la defensa seguía mostrándose muy insegura e imprecisa. Otro desajuste de la línea de atrás permitió, ahora sí, que el Real Ávila marcara el 0-3 a los cinco minutos del segundo tiempo por mediación de Juli.
Este fue el espaldarazo definitivo de los visitantes, que dejarían muy tocado al rival y el partido casi sentenciado a falta de más de veinte minutos para el final. El partido iba por los mismos derroteros de lo comentado hasta ahora. El Real Ávila no generaba demasiado juego mientras que La Bañeza aguantaba e intentaba crear algo positivo de un choque que se le fue de las manos demasiado pronto. Pero no era la tarde de los de José Diez, que vieron como Mateo acababa tocado. Una pena máxima resuelta por Peli a los 63 minutos de juego con este jugador tendido en el suelo ponía punto y final a las ilusiones locales. El técnico de La Bañeza movió el banquillo, último intento para salvar el honor y quién sabe si algo positivo de una tarde desastrosa. Jair y Bili ingresaron en el césped en el lugar de Pablo Martínez y Rober –que tenía una amarilla– a falta de un cuarto de hora para el final. Antes La Bañeza contó con una buena ocasión tras un doble remate, pero tampoco hubo suerte. El conjunto visitante, por su parte, también optó por mover el banquillo para aguantar el resultado. Se retiraron Juli, Javi de Mesa y Sergio Ramos y entraron Iván Vila, Nieto y Raúl. Aún así, el relato del enfrentamiento no cambió demasiado. Lo más destacado a partir de entonces fue el gol anulado a Ricardo por fuera de juego. Habría sido el 1-4, el gol del honor para los locales, pero ni en esas estuvieron acertados los visitantes. La meta de Alberto seguía siendo un muro imposible para ellos. Y sin tiempo para más el colegiado Cuesta Revilla decretó el final del partido.
Con este resultado el Real Ávila logró una contundente victoria por 0-4 en La Llanera, uno de los campos más complicados de la categoría. Además, encadenó la séptima jornada consecutiva sin encajar gol y recuperando por fin su faceta más goleadora.