Atención al usuario, clave en la información a las familias

E.C.B
-

En los ingresos por coronavirus, el médico encargado del enfermo llama cada día a los familiares, que tienen el teléfono del servicio de atención al paciente por si esa comunicación no fuera posible

Atención al usuario, clave en la información a las familias - Foto: David Castro

El estado de alarma decretado por el Gobierno, que restringe los movimientos de la población y los protocolos de seguridad frente al coronavirus que se están aplicando en todos los centros hospitalarios, que impiden las visitas a los mismos por parte de los familiares de los pacientes que permanecen ingresados por haber dado positivo en la prueba del COVID-19 o por cualquier otra dolencia, convierten al servicio de atención al usuario del Complejo Asistencial en una pieza clave para mantener informadas a las familias de la evolución del paciente que está solo, aliviando en cierta medida esa situación de incertidumbre y angustia que genera no poder acompañarle.
En esta situación, en el caso de los ingresados por coronavirus, es el médico encargado de cada paciente quien llama a los familiares por teléfono para informarles diariamente, sin una hora fija, después de hacer las visitas. En el caso de que el médico no haya podido llamar, la información del estado del enfermo se puede obtener a través del teléfono de atención al paciente.
Y es que, como apuntan desde la Gerencia del Complejo Asistencial de Ávila, al no permitirse las visitas, los familiares de los pacientes ingresados por cualquier dolencia son informados «por teléfono a través del servicio de atención al usuario». Eso sí, puntualizan que en el Hospital Provincial «en algunos casos se permite que el paciente tenga un acompañante».
Este servicio de atención dispone habitualmente en el caso de Ávila de dos oficinas, una situada en el vestíbulo principal del hospital Nuestra Señora de Sonsoles y la otra en el Hospital Provincial, en las que se facilita información sobre consultas, trámites administrativos, servicios sanitarios y otras actividades que puedan contribuir a ayudar y mejorar el paso de los pacientes por estos centros hospitalarios. Pero la situación actual provocada por la crisis sanitaria obliga a que dichas consultas no se hagan de forma presencial, sino telefónica.
asistencia psicológica. Una de las actuaciones que se están poniendo en marcha por parte de Sacyl con motivo de la crisis provocada por la pandemia del COVID-19 es el programa de apoyo psicológico dirigido, por una parte, a los profesionales que trabajan en primera línea y que están sometidos a un estrés continuado y, por otra parte, a los familiares de los ingresados y a los pacientes en aislamiento domiciliario.