Hacia un deporte sin géneros

L.C.S
-

La charla 'El deporte femenino, un valor en auge', organizada por Fundación Ávila y Diario de Ávila, destacó el trabajo que se está realizando para que desaparezca la diferencia entre hombres y mujeres

Hacia un deporte sin géneros

GALERÍA

Deporte femenino, un valor en auge

Conscientes de que la brecha existe aunque cada vez es más pequeña, pero ilusionadas con que se llegue algún día a que todo el mundo considere lo que ellas piensa, «que el deporte no tiene géneros, que no hay fútbol masculino y fútbol femenino, sino sólo fútbol», la deportistas internacionales Alejandra Quereda, Ana Pérez y Andrea Sánchez destacaron durante la charla ‘El deporte femenino, un valor en auge’, organizado por la Fundación Ávila y Diario de Ávila, el trabajo que desde diferentes sectores se está realizando para que desaparezca la diferencia entre hombres y mujeres en el terreno deportivo.
Dos gimnastas, una de la modalidad artística y otra de la rítmica, y una jugadora de balonmano playa, todas ellas con un palmarés de éxitos nacionales e internacionales más que destacado con medallas olímpicas incluidas, expusieron sus ejemplos de trabajo y superación al auditorio del Palacio Los Serrrano, que supo valorar un esfuerzo y dedicación de las tres para destacar en unas especialidades deportivas de las consideradas minoritarias, con lo que ello conlleva a la hora de aumentar la dificultad y los obstáculos para conseguirlo.
Moderadas por Estela Carretero, periodista de Diario de Ávila, la actual seleccionadora nacional de gimnasia rítmica y medallista olímpica, Alejandra Quereda; la jugadora de balonmano playa Andrea Sánchez;y la gimnasta Ana Pérez, componente de la Selección Española de gimnasia artística, coincidieron en resaltar los avances que en materia de igualdad entre el deporte masculino y femenino se están produciendo en nuestro país, gracias, además de por el trabajo y los resultados deportivos de las propias deportistas, por apoyos de empresas como Iberdrola, que han visto en el deporte femenino un campo desde el que poder trabajar y defender una serie de valores que fomentan que el papel de la mujer en la sociedad en general y en el deporte en particular, vaya acercándose cada vez más al de  los hombres.
«Los deportes no tienen género», destacó Andrea Sánchez, contraria a que, además, «solo se ponga el apellido femenino y no el masculino» a esos deportes que para Ana Pérez suponen un refugio de «valores como la disciplina y el esfuerzo que quedan en tu vida después de que hayas terminado de ser deportista».
Las tres protagonistas se mostraron de acuerdo al considerar que son «las dificultades económicas» son los principales problemas que se tienen que superar para que se pueda ir eliminando una brecha que «cada vez es menor y que estoy segura que irá cada vez a menos», comentó Andrea Sánchez, y que afecta no solo a la diferencia entre  el deporte masculino y femenino, sino entre los deportes considerados minoritarios.