Cruz Roja trabaja por garantizar una vida sana

E.Carretero
-
Cruz Roja trabaja por garantizar una vida sana

La entidad organizó una jornada en la que presentó su plan de salud, que se inscribe en el Marco de Acción Educación 2030 aprobado por Naciones Unidas y que incide en hábitos de vida inadecuados o conductas de riesgo

Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos a todas las edades es el tercer objetivo de desarrollo sostenible que persigue el Marco de Acción Educación 2030 aprobado en 2015 por la ONU. Un objetivo al que este miércoles quiso dar visibilidad Cruz Roja Ávila  con una jornada sobre salud y bienestar con la que también se buscaba dar a conocer la labor de profesionales del mundo de la salud y la educación de diferentes ámbitos.
La jornada, la segunda que Cruz Roja Ávila organiza en el Marco de  Acción Educación 2030, sirvió también para que la entidad diera a conocer su plan de salud para los próximos años, de lo que se encargó el médico Juan Jesús Hernández, del departamento de Salud de Cruz Roja en la Oficina Central de Madrid. Un plan que incide de forma especial en aquellos determinantes sociales que influyen en la salud de las personas y «donde el sistema público de salud no llega» y que, entre otros, contempla «hábitos de vida inadecuados, personas que asumen conductas de riesgo relacionadas con la conducción, el consumo de drogas o las relaciones sexuales» pero que también contempla el caso de personas ya enfermas que realizan una inadecuada gestión de su enfermedad y que a pesar de tener un tratamiento farmacológico no lo siguen de forma adecuada «por lo que necesitan una ayuda para adherirse bien y que el tratamiento sea efectivo».
Por su parte, Estefanía Garrido, responsable de Formación y Voluntariado de Cruz Roja Ávila, destacó que uno de los pilares de Cruz Roja es la salud, de tal forma que «se trabaja por el bienestar de las personas y por atender a sus necesidades para garantizar su salud a lo largo de su vida y a través de la prevención, la sensibilización y la intervención».
Aunque abierta al público en general, la jornada, celebrada en el Observatorio Activo Ávila 1131, estaba destinada principalmente a estudiantes y profesionales de los campos de la educación, la medicina o la enfermería.