Igea niega división y apunta a los problemas internos del PP

SPC
-

El candidato naranja a la Junta cree que es el PP el que "tiene división al presentar dos candidaturas" en provincias como Segovia, Soria y Ávila

Igea, durante un acto en Zamora - Foto: Ical

El candidato de Ciudadanos a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, rechazó hoy la idea de división en el seno de su formación política y afirmó que “es el Partido Popular el que tiene situación de división al presentar dos candidaturas en provincias como Segovia, Soria y Ávila”, además de recalcar que “presenta candidatos doblados”.

Francisco Igea hizo estas declaraciones en el Castillo de Zamora durante el acto de presentación oficial de las candidaturas al Congreso y al Senado para las próximas Elecciones Generales. “Ciudadanos tiene una situación en Casilla y León de optimismo bastante razonable y crecimiento en el número de afiliados. Es una situación ideal porque durante esta campaña se demuestra qué partido va a significar el cambio”, aseguró. “No la vuelta de la tortilla, sino el cambio real. Qué partido va a acabar con el clientelismo después de 30 años. Estamos mucho más convencidos ahora que hace tres semanas”, insistió.

Por lo que se refiere a las observaciones realizadas hoy por el excoordinador provincial, José Antonio Requejo, quien abandonó Ciudadanos y anunció su baja del Partido, Igea se limitó a decir que “el excoordinador ha dicho lo que ha dicho” y que “todos tenemos altas y bajas y estamos bastante más contentos con las altas”.

Igualmente, destacó la presencia en el partido naranja de Soraya Mayo y Soraya Rodríguez, así como el cabeza de lista al Congreso por Zamora, José Antonio Bartolomé, “que aportan experiencia y lucha por la igualdad”.

Francisco Igea afirmó que la presentación de hoy es “una de las mejores muestras de lo que se trata esta campaña y de lo que se juega Zamora y España” y apostilló: “Han visto estos días cómo vuelven la campaña clásica de la bolsa de caramelos. El candidato que promete un hospital y una carretera, una infraestructura, doblar el presupuesto de los ayuntamientos, como promete Tudanca "es una fiesta. "Siempre las promesas, los regalos y los caramelos envenenados”.