Lucas reclama al tejido industrial "más apoyo" a la FP Dual

SPC
-

Las ramas asociadas al transporte, la energía, la química y el medio ambiente son las que tienen más salidas dentro de la formación ocupacional y reglada

Lucas reclama al tejido industrial "más apoyo" a la FP Dual - Foto: mir_ical

La consejera de Educación, Rocío Lucas, dio ayer un pequeño tirón de orejas al tejido industrial de Castilla y León al que solicitó un «mayor empuje y protagonismo» en la Formación Profesional Dual de la Comunidad con el objetivo de incrementar el número de 420 compañías que participan en esta modalidad y los 800 alumnos matriculados. Así lo reclamó antes de participar en el Pleno del Consejo de FP de Castilla y León, donde Lucas realizó un «llamamiento» al tejido industrial al señalar que se necesita más colaboración tanto para que los estudiantes puedan realizar prácticas como aprendices y en otros puestos como en la mejora de su formación. Pese a esa demanda, reconoció que las empresas están cada vez más involucradas y concienciadas con la FP Dual después de varios años de desarrollo de esta oferta de estudios que cogió impulso en el curso 2013-2014.
Durante su intervención, la consejera destacó la apuesta importante del Plan General de Formación Profesional 2016-2020 por la internacionalización con la creación de un consorcio que cuenta con más de 110 centros para facilitar la movilidad de alumnos y profesores dentro del programa Erasmus+. En este sentido, valoró que Castilla y León sea una de las comunidades que cuenta con un mayor número de becas Erasmus Plus para alumnado de FP, con 290 movilidades para alumnado de Grado Medio y 114 para Grado Superior. 
La consejera señaló que la administración autonómica ha potenciado diversas modalidades que permiten alcanzar un «mejor ajuste» de la formación con las necesidades del tejido productivo -FP Dual-, una mayor penetración de la oferta en el territorio –FP ‘online’- o el desarrollo de certificados de profesionalidad –centros de Educación de Personas Adultas del medio rural y las Aulas Mentor-.
Todas estas actuaciones, junto a las campañas para mejorar el «atractivo» de la FP, han permitido un aumento del número de jóvenes que cursa Formación Profesional, tras la ESO y el Bachillerato. En total, durante el curso 2018-2019, Castilla y León desplegó una oferta de enseñanzas cercana a las 42.000 plazas de Formación Profesional distribuidas en 120 títulos, correspondientes a 22 familias profesionales: 15 de FP Básica; 40, de Grado Medio y 65, de Grado Superior. Además se han ofertado 20 titulaciones de FP a distancia, correspondientes a nueve familias profesionales -cinco de Grado Medio y 15 de Grado Superior-, segúnIcal.
Alta empleabilidad

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ya apuntó en su discurso de investidura que uno de los objetivos prioritarios del Ejecutivo autonómico era potenciar los estudios de Formación Profesional en Castilla y León. En ese sentido, la consejera apuntó que uno de los elementos fundamentales para atraer alumnos a la FP es la «enorme» calidad de los estudios que reconocen las empresas pero también la gran empleabilidad, ya que el 84% de los titulados de grado medio y superior encuentra un empleo. Además, un 80% logra un trabajo en Castilla y León, algo clave, según Rocío Lucas, para fijar población en el territorio.
El Pleno del Consejo también sirvió para que el consejero de Empleo, Germán Barrios, destacara la necesidad de vincular las políticas formativas con las de empleo con el objetivo de favorecer la generación de más puestos de trabajo. Así, recordó que las ramas asociadas al transporte, la energía, la química y el medio Ambiente son las que, en la actualidad, tienen más salidas.
Esfuerzo del Gobierno

Barrios valoró el esfuerzo de la Junta que destinó en 2019 cerca de 34,5 millones a financiar las acciones de cualificación y orientación para impulsar la empleabilidad de las personas que no tienen un puesto laboral. Una línea a la que accedieron 16.605 parados de la Comunidad. De ellos, más de 12.700 obtuvieron una beca para hacer frente a los gastos derivados de la realización de estas actividades. «Nos regimos por el principio de equidad, para que todo el mundo pueda acceder a la formación y durante toda su vida», expuso.