2,5 millones de la Junta para el ARU de La Cacharra

M.E
-

El Consejo de Gobierno aprobó una subvención para el Ayuntamiento de Ávila para financiar la rehabilitación de 154 viviendas y la reurbanización correspondiente

2,5 millones de la Junta para el ARU de La Cacharra - Foto: Belén González

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León aprobó ayer la concesión directa de subvenciones para los ayuntamientos de Ávila, Miranda de Ebro, Ponferrada, Medina de Rioseco, Valladolid y Benavente, por un importe global de 11.447.147 euros, para la rehabilitación de un total de 781 viviendas y la reurbanización de diversos espacios públicos incluidos en las respectivas Áreas de Regeneración Urbana (ARU). En el caso de la capital abulense se trata del ARU ‘La Cacharra-Seminario’, proyecto para el que el Gobierno regional insuflará una ayuda de 2.545.413 euros.
Este montante irá destinado a financiar la rehabilitación de 154 viviendas, de un total de 616, y la reurbanización de los espacios públicos correspondientes. La subvención incluye la aportación de la Junta, 2.108.293 euros y la del Ministerio de Fomento, 437.120 euros, lo que supone casi el 58 % del coste total de las obras, que asciende a 4.396.233 euros. El resto lo aportará el Ayuntamiento y los propios particulares, según informó la Junta de Castilla y León tras el Consejo de Gobierno.

El barrio de La Cacharra en la capital abulense está formado por promociones de vivienda pública de los años 50 del siglo pasado, con una superficie de 5,86 hectáreas, delimitado por la avenida de la Inmaculada, calles Luis Valero, Virgen de la Soterraña, David Herrero y Virgen de las Angustias, y avenida de Valladolid. En el ámbito de actuación hay 109 edificios con 616 viviendas y 1.802 habitantes, además de la escuela de educación infantil La Cacharra y el colegio público Reina Fabiola de Bélgica. La remodelación de las viviendas se acometerá en cuatro fases de 154 viviendas cada una, recuerdan las mismas fuentes.
Las obras tienen por objeto mejorar las condiciones de salubridad, eliminando las humedades, proteger frente al ruido, sustituyendo las carpinterías existentes, ahorrar energía con mejora de la envolvente térmica y con la posible instalación de paneles solares en cubierta, entre otros. Además está contemplada la remodelación de infraestructuras obsoletas, tratamiento de zonas peatonales y espacios públicos y acondicionamiento del espacio multiusos de la Cacharra, pistas deportivas, itinerarios peatonales, etc.