scorecardresearch

Comienza la cuenta atrás para "el mejor Mercado Medieval" de España

Estela Carretero
-

El atrio de San Isidro y el Palacio de Los Verdugo se incorporan a los escenarios del Mercado Medieval de esta edición que contará con más de un centenar de actividades y que se espera acoja «entre 100.000 y 120.000 visitantes»

El grupo de la escuela de música Musicamos actuó en la presentación de la XVII edición de las Jornadas Medievales de Ávila. - Foto: Antonio Bartolomé

Las Jornadas Medievales, el evento que tras diecisiete años de celebración se ha convertido «en la gran fiesta de Ávila», llegan un año más a la ciudad, siendo el Mercado Medieval, que se desarrollará durante los días 6, 7 y 8 de septiembre, el acto más esperado si bien la actividad comenzará este mismo viernes con la decoración de la Muralla y la inauguración de una exposición de elementos de tortura, a la que seguirá el próximo miércoles, una que repasa el Mercado Medieval en imágenes.

Más de un centenar de actividades, unos 350 puestos, de ellos un centenar pertenecientes a artesanos abulenses, y miles de visitantes. Esas son las principales cifras de unas Jornadas Medievales que, asegura José Francisco Hernández, alcalde en funciones, son  no sólo «las más antiguas» sino también «las mejores de España».

Así, entre las principales novedades de esta edición destacan la incorporación de un concurso de decoración de balcones y escaparates, que se une al ya existente de atavíos y fotografía, a la vez que la recreación de un torneo medieval, a cargo del grupo Legend, y la incorporación del atrio de San Isidro a los espacios del Mercado. Además, este año se contará con 120 participantes en el torneo de arqueros y con la de la Coral Amicus Meus y la escuela de música Musicamos, que ofrecerán sendas actuaciones en el palacio Los Verdugo.

En cuanto a la estructura del mercado, y con el fin de «desahogar» el tránsito, la calle San Segundo se cortará al tráfico y por segundo año se incorpora al mercado la Plaza de Santa Teresa, que albergará un campamento militar.

Lea la noticia ampliada en la edición impresa