El 50% de los castellanos y leoneses opta por automedicarse

SPC
-

La mayoría de las ocasiones recurren a esta práctica para catarros o alergias, pero el 10% lo hace por recomendaciones de amigos

Una profesional farmacéutica coge un paquete de medicamentos en un establecimientos. - Foto: Eugenio Gutiérrez Martínez

los castellanos y leoneses reconoce que se automedica, es decir, que consume medicamentos sin prescripción médica. Un porcentaje que sitúa a la Comunidad como la tercera de España con mayor tasa de automedicados, solo por detrás de Asturias y la Comunidad Valencia, y superando en casi diez puntos la media estatal, según se desprende del IIEstudio de salud y estudio de vida de Aegon, que apunta al tratamiento de catarros, resfriados o alergias como los principales síntomas que se combaten con esta práctica, lo que incluye, en la mayoría de casos, el uso de medicamentos que no requieren de receta médica. El informe, sin embargo, revela que casi  el 10,5 por ciento lo utiliza con enfermedades graves y un 6,3%para enfermedades crónicas, para los que si son necesarios tratamientos supervisados por un especialista. Igualmente, y contra la percepción generalizada, el estudio asegura que los mayores de 65 años son los que menos optan por automedicarse (20,5%), frente al casi 40 por ciento de los ciudadanos de entre 30 y 44 años.
Una forma de actuar, la de automedicarse, que dependiendo del tipo de enfermedad o medicamento que requiera, cuenta con la aprobación o no de la Consejería de Sanidad.«Lo que nosotros llamamos automedicación responsable es aquella que no requiere de receta médica, como para curarse un catarro o síntomas leves, lo que me parece bien», reconoce la Directora Técnica de Farmacia de Sacyl, Nieves Martín, que revela que esta práctica es «más frecuente» entre los jóvenes. «La gente cada vez sabe más lo que se toma, como se toma, y las contraindicaciones que tiene», apunta Martín, que reconoce que cada vez «se promueve más que le paciente participe en su autocuidado», siempre que este sea responsable y, reitera, con medicamentos que no requieran prescripción médica.
Al respecto,Sacyl cuenta con un documento informativo en el que exponen las ventajas y desventajas de esta práctica, y donde Sanidad asegura que la automedicación responsable con medicamentos sin receta puede «ser beneficiosa para el tratamiento de síntomas o patologías menores si se utilizan correctamente durante un tiempo limitado». «Para ello es importante estar bien informado sobre el uso correcto de los medicamentos. En caso de cualquier duda consulte a su médico o farmacéutico», concluyen desde la Consejería.
 En lo que respecta a la automedicación no responsable, aquella que se realiza con sustancias que requieren prescripción médica, la Directora Técnica de Farmacia de Sacyl asegura que, en muchas ocasiones, se deriva del «incumplimiento previo de otros procesos terapéuticos», aprovechando las pastillas sobrantes, aunque sostiene que es muy difícil porque estos fármacos necesitan receta. Una práctica que rechaza y desaconseja Martín, que asegura que no entiende como«con la proximidad y atención de las farmacias españolas», pueda haber demanda de medicamentos por internet.
Un errror

Una postura similar expresa el presidente delColegio de Médicos de Castilla y León, José LuisDíaz Villarig, que sostiene que «es un error tomar algo que a tu amigo o vecino le ha servido porque cada persona es diferente». Además, respalda la tesis de que «tomar un Frenadol no es automedicarse», pero hace un llamamiento sobre los riesgos de «autoabastecimiento» de antibióticos. «Los síntomas pueden ser varios, pero si no acudes a un profesional que sepa discernir puedes empeorar la situación», expone Villarig, que reconoce que Internet «hace mucho daño» en este sentido. En este sentido, apunta a la «responsabilidad» de los farmacéuticos, a los que recuerda que pueden opinar, pero no diagnosticar, para que eviten la proliferación de este tipo de comportamientos en la sociedad.



Las más vistas