La Lanzadera Financiera roza su objetivo un año antes

David Alonso
-

El Ejecutivo autonómico celebra «los buenos datos» del programa puesto en funcionamiento hace tres años que ha movilizado 1.550 millones, generado una inversión de casi 3.000 y ha creado o mantenido 150.000 empleos

El presidente de la Junta, JuanVicente Herrera (c), preside la constitución de la Lanzadera en 2016 - Foto: Ical

La Lanzadera Financiera puesta en marcha por la Junta de Castilla y León al inicio de la recuperación económica para impulsar y dinamizar los proyectos empresariales de la Comunidad está a punto de cumplir su objetivo con un año de adelanto. Allá por enero de 2016, en un acto multitudinario en el Colegio de la Asunción, sede de la presidencia de la Junta, el presidente de Castilla y León, JuanVicente Herrera, su consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, junto a otros miembros del Ejecutivo autonómico y una nutrida representación de entidades bancarias, aprobaron un mecanismo que pretendía movilizara 1.773 millones de euros entre los años 2016 y 2020 con el objetivo de ayudar a las empresas y emprendedores de la Comunidad a lanzar sus proyectos aprovechando los vientos de cola de la recuperación. A fecha del 15 de febrero, cuando todavía faltan 11 meses para llegar al final del plazo marcado, laLanzadera Financiera ha puesto en funcionamiento 1.544,2 millones de euros, lo que supone un índice de cumplimiento sobre el objetivo cercano al 90%. Un montante económico que ha habilitado una inversión inducida por parte de las propias empresas cercana a las 2.900,3 millones de euros, lo que supone que por cada euro movilizado por la Lanzadera Financiera, las empresas invierten dos.
Según los datos facilitados por la Consejería de Economía y Hacienda a este periódico, han sido financiadas un total de 9.360 operaciones, lo que supone el programa ha dado luz verde al 90 por ciento de las 10.712 solicitudes recibidas en los últimos tres años. En total, la Lanzadera ha movilizado de media 165.000 euros por proyecto apoyado, de los que el 25 por ciento fueron operaciones de garantías y avales. 
Este instrumento, basado en la colaboración público-privada con las 18 entidades bancarias suscritas, -en el inicio fueron 13, pero se han sumado cinco nuevas desde 2016- ha posibilitado la creación y mantenimiento de más de 150.000 puestos de trabajo.
Desde la Consejería de Economía y Hacienda reconocen su satisfacción con el funcionamiento de la Lanzadera, y destacan «muy positivamente» que las previsiones apuntan a que podrían cerrarse los cuatro años de vigor con más de 2.000 millones de euros movilizados en favor de empresas autonómicas.
ordenar la financiación. Otro de los datos sobre los que hacen hincapié desde la cartera comandada por Pilar del Olmo es que el 30 por ciento de las solicitudes recibidas en la Lanzadera Financiera provienen de empresas de nueva creación, mientras que el 70 por ciento restante ya estaban operando. «Para las empresas ha supuesto tener ordenado todas las fuentes de financiación», reconocen desde Economía, que apuntan a como antes las firmas no sabían donde acudir a pedir financiación y ahora están «perfectamente asesorados» para tener más oportunidades de éxito.
Tal y como explicó la Consejera en la presentación de la Lanzadera, se trata de un instrumento nuevo en España, fruto de un acuerdo que supone «obligaciones recíprocas» y donde una vez que el proyecto empresarial llega a la Junta, se analiza y si es perfectamente viable, se cuelga en la plataforma y se invita a las 18 entidades, entre las que habrá competencia, a presentar ofertas de financiación en un plazo máximo de 15 días, para que más tarde un agente delADEdecida cual es la más beneficiosa para la empresa.
La mayoría son pymes

Como no podía ser de otra forma, y atendiendo a la realidad empresarial de la Comunidad, la mayoría de las solicitudes que ha recibido la Lanzadera Financiera hasta la fecha son pymes, aunque, como apuntan desde Economía, esto no quita para haber gestionado algún«gran proyecto» de entre 25 y 50 millones de euros. Por provincias, Valladolid (23,2 por ciento), Burgos (17,4%),León (17,3%) y Salamanca (9,8 por ciento), acaparan la mayoría de las solicitudes recibidas por la Lanzadera.  
Desde la Consejería celebran que el proyecto sirva de «ejemplo de colaboración público-privada» para el futuro y aseguran que otra de las ventajas es la «optimización de recursos» que evita la «sobrefinanciación» de algunas empresas que «se saben todos los recovecos legales y terminan quedándose con toda la financiación pública que sale a concurso».
Pinchazo agroalimentario

Sin embargo, uno de los ‘peros’ que se le pueden poner a la Lanzadera hasta la fecha es no haber logrado que el 25 por ciento de los fondos vayan destinados a proyectos agroalimentarios, tal y como comprometió la consejera de Economía y Hacienda,Pilar del Olmo, en 2016 durante la presentación del instrumento. En total, la agroalimentación ha captado el 16,8 por ciento, una situación que desde la consejería achacan a que este sector «ha sufrido menos en la crisis» y ha tenido que llevar a cabo menos reestructuraciones porque ya estaba funcionando bien.