Venezuela despliega el Ejército ante una posible invasión

Agencias
-

Las Fuerzas de Seguridad avisan que están preparadas para responder a cualquier amenaza tras frustrar un intento de incursión de mercenarios desde Colombia con material de guerra

El Ejército se despliega ante una posible invasión extranjera - Foto: MANAURE QUINTERO

El Gobierno de Venezuela lleva meses avisando que se está fraguando una intervención militar extranjera -auspiciada por EEUU y Colombia- para tratar de invadir el país caribeño e intentar, con este golpe, derrocar al presidente, Nicolás Maduro. Y ahora, esa amenaza, siempre según las autoridades de Caracas, está más cerca que nunca, después del supuesto intento de «invasión naval» del pasado domingo. Por eso mismo, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) se declaró en «alerta» para poder «responder contundentemente a cualquier otra amenaza».
«Todas las unidades militares a lo largo y ancho del territorio nacional permanecen en alerta, preparadas para responder contundentemente a cualquier otra amenaza», anunció la FANB.
El ministro de Defensa, Vladimir Padrino, sostuvo, en este sentido, que la operación Escudo Bolivariano, puesta en marcha el pasado mes de febrero y que consiste en activar por sorpresa a la tropa, permitió detectar «oportunamente» este presunto ataque. «De este modo, ha sido neutralizado un nuevo intento de desestabilización», declaró.
La tentativa se habría producido la madrugada del domingo, cuando «un grupo de mercenarios terroristas, organizados y entrenados en Colombia llevó a cabo una incursión contra la soberanía nacional al pretender desembarcar con material de guerra en las costas de Macuto, en el estado La Guaira», de acuerdo con la versión de la FANB.
Al menos ocho «terroristas» murieron y otros dos fueron detenidos, incluido un ciudadano venezolano que habría trabajado para la Administración para el Control de Drogas de EEUU (DEA), y las fuerzas venezolanas se incautaron de diversos equipos y armamento.
«Buzos de la Armada Bolivariana realizan labores de búsqueda en profundidad a fin de ubicar y recuperar equipos y armamento previstos para ser empleados por parte de los terroristas, que pudieran encontrarse bajo el agua, debido a la zozobra de una embarcación», reveló la FANB, que aprovechó la circunstancia para recalcar su «absoluta lealtad» a Maduro y su «compromiso irreductible para garantizar la soberanía e independencia de la nación».


Investigación en curso

Por su parte, el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, anunció la apertura de una investigación sobre «la incursión naval en Macuto vía Colombia que buscó provocar un golpe de Estado e intento de magnicidio». «Resulta particularmente abominable que en medio de la lucha nacional y global para enfrentar la pandemia veamos reincidir en acciones terroristas contra Venezuela a mercenarios apátridas entrenados y financiados desde Colombia con la anuencia de Estados Unidos», censuró.
Mientras, el Gobierno denunció ante la ONU lo que considera una «escalada» de EEUU y Colombia contra el país, al tiempo que avisó de que podría haber «peligrosas consecuencias» ante esta «nueva agresión mercenaria y terrorista».
Eso sí, el autoproclamado «presidente encargado», Juan Guaidó, calificó de «montaje fabricado» por la «dictadura» el intento de «invasión marítima».