Una comisión preselecciona 11 proyectos para zonas mineras

SPC
-
El secretario de Estado de Energía, José Domínguez, preside la comisión de seguimiento, en la que participan los sindicatos y la patronal Carbunión. - Foto: Juan Lázaro (Ical)

Una estrategia nacional para la transición justa, que se presentará en las próximas semanas, creará una bolsa de trabajo para los excedentes de la minería

La primera reunión de la comisión de seguimiento del acuerdo marco para una transición justa de la minería del carbón para el periodo 2019-2017 se cerró con la preselección de once proyectos de Castilla y León que suman 66,5 millones.
Las actuaciones más importantes en inversión económica son la restauración de la explotación de carbón a cielo Nueva Julia (24,3 millones) en los términos municipales leoneses de Cabrillanes y Villablino; el plan de optimización y diversificación energética en edificaciones públicas municipales (7,8 millones); el parque industrial Bierzo Alto, en Bembibre (5,8 millones) y la depuración del espacio natural de la montaña palentina (4,4 millones), San Emiliano (3,4 millones) y Vegacervera (3,9 millones).
El secretario de Estado de Energía, José Domínguez, presidió una reunión en la que los sindicatos CCOO, UGT y USO, así como la patronal Carbunión destacaron la «buena sintonía» con el Gobierno. «Los convenios de transición justa deben garantizar un cambio industrial efectivo de la mano de las comunidades autonómas», aseguró el secretario del sector minero de UGT FICA, Víctor Fernández, mientras explicaba que en la segunda quincena de marzo habrá otra reunión para cerrar los «flecos» pendientes.
«El periodo 2012-2018 fue muy duro», recordó Fernández sin olvidar que «lo importante es que nadie se quede en la calle». En este sentido, el Ministerio para la Transición Ecológica presentará en las próximas semanas la estrategia nacional de transición justa y creará una bolsa de trabajo para los excedentes de la minería -«cerca de 80»-, a los que habría que sumar los de las empresas auxiliares o subcontratas.
En cuanto a la situación de los expedientes de regulación de empleo (ERE) que permitan dar cobertura a los trabajadores (prejubilaciones y bajas incentivadas), Fernández apuntó que «casi todas han remitido ya la información requerida al Instituto para la Reestructuración de las Comarcas Mineras».
En este sentido, precisó que tres empresas -Compañía General Minera de Teruel, Samca e Hijos de Baldomero García- se van a dedicar a labores de restauración (36 meses más 18 prorrogables). «La Hullera Vasco Leonesa, que aún no ha enviado los papeles, Astur-Leonesa y Uminsa están en situación concursal», recordó y les pidió agilidad para «poner el contador a cero». Antes de «prejubilarse deben pasar por un paro de 24 meses», apostilló.
Las ayudas a pequeños proyectos de inversión (Minimis) y a grandes iniciativas, cuyas beneficiarias son pymes o grandes empresas, también salieron a relucir. «Suman 178 millones (134 del Ministerio) del plan 2013-2018 que se ejecutarán este año en Aragón, Asturias, Castilla-La Mancha y Castilla y León.
De igual modo, el responsable de Energía e Industria Extractiva de CCOO, Jesús Crespo, incidió en que harán hincapié en una restauración llamada a «revitalizar» las comarcas mineras que «debe contar» con todos los excedentes del sector. «Vemos buena voluntad política para hacer las cosas», indicó.
Por su parte, el presidente de la patronal Carbunión, Pedro Iglesias, se mostró «medianamente optimista» al llegar a «puntos de coincidencia» en un primer paso.
La estrategia nacional que ultima el Gobierno persigue generar actividad y empleo en los territorios afectados por la transición hacia una economía baja en carbón. Y pretende hacerlo a través de convenios como el firmado recientemente tras el anuncio, por parte de Endesa, del cierre de la central térmica de Andorra (Teruel).