Un viaje de sonidos para los niños

B.M
-

El programa Mistycalle ofreció una actividad para los niños a través de sonidos llegados de diferentes partes de mundo

Un viaje de sonidos para los niños

El programa Mistycalle puso su mirada sobre los bebés y los niños para ofrecerles una propuesta que creó un viaje a través del sonido llegado desde Daniel Benegassi y Álvaro Piedelobo en un programa dirigido por Nuria Herrera. Se creó ese viaje de sonidos a través de instrumentos adecuados para los niños, en este caso había principalmente bebés, donde se contó con flautas nativas, tambores o panderos con frecuencias especiales pensadas para los más pequeños. Sonidos relajantes, contemplativos, místicos, que llevaron a los músicos a pasear entre el público asistente en ese viaje tan especial.

Lo que pretendía la idea era que los asistentes, también los adultos, pudieran dejar su mente abierta, sumergirse en su propio imaginario a través de sonidos y ritmos evocadores. Y se hizo además con plena libertad, no solo la de entrar o salir de la sala del Episcopio, sino la que llegaba de la idea de que cada uno encontrara su propio sonido, que se pudiera entregar a su poder y dejarse sumergir en este viaje. Un viaje a través de diferentes culturas como la norteamericana o la india donde había incluso nuevos instrumentos que mezclaban melodía, armonía y rítmica. 

Y esto se pudo seguir con los ojos cerrados dejándose envolver por el sonido, con ellos abiertos para seguir las evoluciones de los músicos o incluso en combinación con los sonidos que hacían los niños. En definitiva, como dijeron los propios protagonistas, se trataba de tener un buen viaje.

Y este viaje incluía nuevas citas como las previstas con una sesión de Reiki y lectura de textos místicos, también con presencia de música trance, meditativa y contemplativa o con el 'Soul libre' con la lectura a través de diferentes poetas y artistas abulenses o vinculados abiertos y con un micro abierto al final.


Las más vistas