Ribera pide "equilibrio territorial" contra la despoblación

SPC
-

La ministra pide «sumar esfuerzos» y lamenta la «España absurda» que asocia la atracción industrial y poblacional con la costa mediterránea y Madrid

La vicepresidenta y ministra para el Reto Demográfico, Teresa Ribera (2i), llega acompañada al acto en la capital zamorana. - Foto: Ical

Recuperar el equilibrio entre los territorios impulsando la unión entre administraciones como primer paso para hacerle frente a la despoblación. Esta es la apuesta defendida por el Gobierno de España y que ayer avaló la vicepresidenta del Gobierno de España y ministra para el Reto Demográfico, Teresa Ribera, que apostó por esta «recuperación del equilibrio» entre todos los territorios como «misión» que debe asumir e «impulsar» el «conjunto» de las administraciones. «Debemos sumar esfuerzo en todos los niveles pero sabiendo que no puede decidirse por los demás, que cada una de las respuestas a las tendencias subyacentes a esa explicación de la despoblación solo puede ser abordada con la plena implicación y la expresión de voluntad de cómo organizar las prioridades en el territorio en cada uno de los espacios que consideramos vaciados», señaló la ministra durante su participación en el Congreso «Razones para quedarnos. Estrategias frente a la España Despoblada», organizado por La Opinión-El Correo de Zamora.
Ante esta situación, Ribera lamentó que «hemos vivido durante décadas una España absurda en la que toda la población, todos los polos de atracción industrial se asociaban a la costa y al centro, a Madrid», algo que, según esta, ha generado «una rosquilla de una España interior cada vez con menos población, más envejecida, y con menos oportunidades», según informa Ical.
La vicepresidenta del Gobierno reconoció que la provincia de Zamora es «especialmente emblemática» y destacó su riqueza natural, arquitectónica, histórica y artística. No obstante, opuso a esa valoración de las fortalezas de la provincia los «datos objetivos» de envejecimiento que «la ubican a la cabeza de una España que hoy entiende que eso no se lo puede permitir».
Estrategias concretas

Ribera, en lo que se refiere a medidas contra la despoblación, invitó a una «reflexión colectiva» y animó a las instituciones a participar en la estrategia frente al reto demográfico, «que es pública y que invita a la suma de todos». Además, apostó por «identificar» las «estrategias concretas» con el territorio y con los actores locales. «Me parece que es imposible pensar que se puede tener éxito si desde Madrid publicamos en el BOE cuáles son las cuatro actuaciones que vamos a llevar a cabo en cada provincia, porque eso no acaba de cuajar», valoró.
La ministra para el Reto Demográfico aseguró igualmente que se asiste a «una época muy importante de cambio» del modelo productivo» y destacó el diálogo intergeneracional y la «voluntad de reconstrucción» del modelo territorial frente a los «desafíos y oportunidades que no han sido vistas durante mucho tiempo».

Presupuesto propio

La Junta de Castilla y León pedirá a la Comisión Europea que el reto demográfico cuente con una financiación específica dentro del nuevo período financiero 2020-2027. «Las zonas de interior y fronterizas tienen que estar en la agenda prioritaria de la Junta, el Gobierno de España y la Unión Europea», afirmó el jefe del Ejecutivo autonómico, Alfonso Fernández Mañueco. «La próxima semana vendrá la vicepresidenta de la Comisión Europea y le vamos a pedir que el reto demográfico tenga recursos específicos, presupuesto propio», anunció durante la intervención de clausura del Congreso ‘Razones para quedarnos. Estrategias frente a la España despoblada’. «El reto demográfico es una cuestión de todos. Debemos afrontarlo todas las administraciones en conjunto y también debe haber una colaboración privada», opinó, según informa Ical.
El máximo dirigente autonómico aseguró que «no se trata de enfrentar unos territorios contra otros», por lo que hizo un llamamiento para «dialogar, reflexionar, participar y colaborar». «Tiendo la mano a quienes quieran apostar por el futuro de Castilla y León, fuerzas políticas, representantes sociales y agentes económicos», añadió.
Durante su discurso, Mañueco consideró «necesario» que el Gobierno de España apruebe «cuanto antes» la estrategia nacional frente al reto demográfico. «No voy a hablar de financiación autonómica, fundamental para garantizar los servicios en todo el territorio, pero sí diré que el modelo autonómico ha sido en Castilla y León un modelo de éxito y es un buen ejemplo de cómo hay que hacer las cosas», dijo.
«El reto demográfico es una de los principales desafíos de la Unión Europea y de todo el mundo occidental», expuso, al tiempo que reconoció que en Castilla y León «es un problema que se ve especialmente agravado por nuestras características». En este contexto, el jefe del Ejecutivo autonómico consideró que el problema «no es tanto de saldo migratorio sino la baja natalidad», ya que a la región «llegan más personas de las que se van, pero mueren más de las que nacen» y apostilló: «Voy a hablar de repoblación. Es fundamental abrir los brazos a quienes vengan a desarrollar su proyecto de vida».