Debacle en Vigo

SPC
-
Debacle en Vigo - Foto: Lavandeira jr

El Atlético se estrella ante un magistral Celta, que le superó en la segunda parte tras ganar en todas las fases del juego a un endeble bloque rojiblanco

El Celta sumó ayer su segunda victoria de la temporada al vencer al Atlético (2-0) en un partido que se decidió en los primeros minutos del segundo tiempo con un decisivo resbalón de Godín que aprovechó Maxi Gómez para marcar y un cabezazo de Iago Aspas entre los defensas Savic y Giménez, dos jugadas claves para derribar el sistema defensivo visitante.
El plan de los entrenadores funcionó a la perfección durante el primer período: orden, contención defensiva; un plan diseñado para minimizar los errores, para evitar viajes de ida y de vuelta con el equipo descolocado. 
No hubo contragolpes. Tampoco desbordes. Y las ocasiones con algo de peligro fueron escasas. Solo dos en la primera mitad: un tiro lateral de Iago Aspas para el Celta y un disparo mucho más amenazador de Griezmann para el Atlético, provocado por una pérdida de Lobotka.