Pedro Bernardo abre el Museo de Escultura de Vidrio

E.Carretero
-
Pedro Bernardo abre el Museo de Escultura de Vidrio

El espacio expositivo, situado sobre el consultorio y que se inaugurará este sábado, muestra la obra de Javier Gómez, un reconocido artista cucharero especialista en esta disciplina

Pedro Bernardo contará a partir de este sábado con un nuevo atractivo. Se trata del Museo de Escultura de Vidrio, espacio expositivo en el que se podrá contemplar la obra del cucharero Javier Gómez, uno de los artistas más reconocidos a nivel mundial en el ámbito de la escultura en vidrio.
Situado en la segunda planta del edificio que alberga el consultorio médico, el Museo del Vidrio se inaugurará este sábado con una jornada de puertas abiertas, y con un acto al que también asistirá el artista, si bien durante el mes de marzo, apunta el alcalde, Desiderio Blázquez, este espacio se podrá visitar a diario y en este caso de 12 a 14 y de 18 a 20 horas. Pasado el primer mes, el Ayuntamiento decidirá el horario definitivo de visitas, señala el regidor.
Inicialmente en el Museo del Vidrio de Pedro Bernardo se expondrán en torno a una treintena de obras si bien, explica Blázquez, el espacio está concebido como un «museo vivo» en el que el artista irá cambiando las piezas de forma periódica.  
Tal y como recuerdan desde el Ayuntamiento de Pedro Bernardo, Javier Gómez que se ha convertido «en una referencia internacional en el empleo de la escultura en vidrio». El artista ha ubicado su taller en Pedro Bernardo, en donde talla y pule el vidrio mediante una técnica en la que él utiliza láminas de vidrio superponiéndolas para construir esculturas y darles formas distintas mediante cortes en frío. Gómez  juega con las técnicas para conseguir distintos acabados y texturas, apostando por volúmenes curvos de una sutil hermosura. Su estética, destacan fuentes municipales, «hace pensar en la exactitud, con un diseño de la obra bien definido y calculado, evocando imágenes nítidas, incisivas y memorables, con el lenguaje más preciso y dando forma a la expresión de los matices del pensamiento y la imaginación».
Javier Gómez nació en Pedro Bernardo y comenzó su formación autodidacta en el año 1971 con su trabajo en el taller familiar, donde aprendió las técnicas industriales del vidrio, que abandona poco después para centrarse exclusivamente en la creación artística. Su principal fuente de inspiración ha sido siempre la naturaleza. De hecho, utiliza la tranquilidad del entorno de su pueblo natal, Pedro Bernardo, donde tiene su estudio, para ponerse manos a la obra. Su escultura se encuentra «en constante diálogo con la belleza orográfica del Valle del Tiétar, el paisaje y las aves de su entorno», pudiendo su estilo definirse dentro de la abstracción, aunque con ciertas resonancias orgánicas que parecen pertenecer a un lejano universo creado por él.
Javier Gómez ha sido siempre un hombre comprometido con el impulso al arte contemporáneo basado en este material, destacan desde el Ayuntamiento de Pedro Bernardo.