El Tiemblo abre 'El Horno de las Tinajas' al público

Cynthia Enríquez
-

Los vecinos y visitantes podrán visitar este lugar, ubicado en la zona de El Castillo, en el que la tradición y la historia se mezclan, ya que es la única construcción de este tipo en la provincia de Ávila

El Tiemblo abre ‘El Horno de las Tinajas’ al público

El Ayuntamiento de la localidad de El Tiemblo ha acondicionado y puesto en valor ‘El Horno de las Tinajas, una construcción tradicional de principios del siglo XIX que está ubicada en la zona de El Castillo y que es la única de este tipo en nuestra provincia. Se trata de hornos en los que se cocían las tinajas para ser vendidas posteriormente en las provincias de Toledo, Ciudad Real y Madrid.

Con la apertura del nuevo lugar se añade un atractivo más a la visita al municipio de El Tiemblo y a través del recorrido se podrá conocer más sobre esta instalación preindustrial que muestra la actividad ceramista local impulsada por el auge de la producción de viñedo en la comarca. Existen aún tejares y alfares en diferentes zonas del pueblo, de los que todavía pueden encontrarse restos en los lugares de El Tejar y El Aserradero.

Según la alcaldesa de El Tiemblo, Henar González, «se trata, no solo de dar a conocer el sitio como un atractivo turístico más, sino también la actividad que se desarrolló en él a consecuencia de la gran demanda de tinajas que había en esa época después de que Carlos III autorizara la plantación de viñedos en diversos lugares del término municipal».

«Es muy interesante conocer estos hornos antiguos fabricados en piedra y ladrillo, con una arquitectura muy peculiar y adaptada totalmente para cumplir su principal cometido que, dentro de un estilo práctico y popular, incrementó en ese siglo XIX la riqueza arquitectónica que poseía La Villa en la que nos encontramos», afirmaba Henar González. «La fabricación de las tinajas era un trabajo artesanal típico y característico de la Villa de El Tiemblo, de gran trascendencia y repercusión en toda la comarca del mismo. Su fabricación constituía un lento y laborioso proceso que se realizaba con las técnicas y medios de que se disponía en aquellos tiempos y que culminaban con la cocción y empegado (bañar con pez o sustancia pegajosa) en los hornos, construidos exclusivamente con este objetivo, para este fin», señala.

En la actualidad hay dos hornos completamente restaurados, antiguamente fueron cinco y fueron de propiedad privada hasta los años 90, momento en que los adquirió el Ayuntamiento para su reconstrucción. Dos familias se dedicaban a este oficio, una de ellas fue la familia Carretero, en el interior del recinto se pueden apreciar su sello en las tinajas (Eusebio, Benigno y Marcelimo). La Tinaja más antigua que se conserva data de 1902.

«Los Hornos se dejaron de usar a mediados de los años 80, década en la que se redujo en gran medida la demanda de estos materiales que se utilizaban. Sin embargo, ahora adquieren una nueva vida dando otra oportunidad a las generaciones que conviven actualmente y a las que vengas posteriormente de conocer un oficio y una actividad que, de no ser así, se perdería por completo», remarca la alcaldesa de El Tiemblo.



Las más vistas