Oposición al cambio de estatus del lobo al norte del Duero

E.C.B
-

El Pleno de la Diputación de Ávila aprobó por mayoría una moción del PP por la que la institución insta al Gobierno de España a mantener el actual estatus legal de las poblaciones de lobo al norte del río Duero

Oposición al cambio de estatus del lobo al norte del Duero - Foto: David Castro

El Pleno de la Diputación de Ávila celebrado este lunes aprobó por mayoría, con el voto favorable de PP, PSOE y Ciudadanos y la abstención de Por Ávila, una moción presentada por el Grupo Popular por la que la institución provincial insta al Gobierno de España a mantener el actual estatus legal de las poblaciones de lobo al norte del río Duero, renunciando así a tramitar cualquier cambio o modificación normativa que pretenda incluir dichas poblaciones en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial, «habida cuenta que los datos existentes sobre dinámica de poblaciones, área de distribución y hábitat disponible, no avalan dichas propuestas», en la convicción de que el estatus actual al norte del Duero «conjuga de forma sostenible los intereses de la especie con los del mundo rural y la ganadería».

El portavoz del PP, Juan Carlos Sánchez Mesón defendió esta propuesta en la necesidad de «lograr un equilibrio entre la conservación del lobo y la de la ganadería extensiva», algo que, a su juicio, «está más próximo en las poblaciones del norte de la Comunidad, con una mayor flexibilidad en su gestión, donde la especie es cinegética», que al sur del Duero, como es el caso de la provincia de Ávila, en un año se perdieron 1.600 reses por los ataques de estos cánidos, provocando unas pérdidas de unos 5 millones de euros. También apuntó Sánchez Mesón la necesidad de avanzar en un cambio del estatus del lobo al sur del Duero para «que sea como actualmente al norte».

Por parte de Ciudadanos, su portavoz, Pedro Cabrero, calificó la modificación normativa planteada para cambiar el estatus del lobo al norte del Duero como «un atropello a la ganadería extensiva» por un enfoque político de «falso ecologismo», ya que «una vez más desde un despacho de Madrid intentan decir a la gente de los pueblos cómo vivir». El posicionamiento del Gobierno central, a su juicio, va «en contra de los ganaderos, de los pueblos y del reto demográfico, porque se equivoca al querer defender al lobo frente al ganadero».

Desde las filas socialistas, su portavoz, Pedro Muñoz, quiso dejar claro que la decisión «no es del Gobierno de España, sino de un órgano consultivo que viene de la Ley de Biodiversidad de 2018», al tiempo que subrayó que «si se cambia el estatus del lobo al norte del Duero, habrá un aumento de manadas y repercutirá también al sur del Duero, con mayores ataques, algo que no tiene lógica». «Hay que proteger la biodiversidad, pero no en detrimento de la ganadería, a la que respaldamos», añadió Muñoz.

La única abstención llegó desde Por Ávila, tras ser rechazada una transaccional que planteaba incluir un segundo punto para que al sur del Duero también se habiliten medidas de control poblacional del lobo. Su portavoz, Alberto Encinar, no obstante, también expresó la necesidad de «apoyar al ganadero» y criticó que «se legisle desde las grandes ciudades sin tener en cuenta a los pequeños municipios».

Por otro lado, fueron aprobados, en este caso por unanimidad, dos puntos recogidos en una moción del PSOE referidos a proponer a la Junta de Castilla y León la cesión del Centro Residencial Infantas Elena y Cristina ubicado en la capital abulense, al hilo del anuncio de la consejera de Familia, Isabel Blanco, sobre la proyección de la construcción de una nueva residencia en esta ciudad con 200 plazas, y que la citada cesión se realice con respeto a los empleados públicos que desarrollan su actividad en dicho centro. Sin embargo, fue rechazada, con el voto contrario de PP y Cs y la abstención de XAV otro punto de dicha propuesta que planteaba crear una Red Provincial Pública de Residencias de la Diputación, integrada al menos por siete centros.

También se rechazó en este Pleno, con el voto en contra de PP y Cs y la abstención del PSOE, un moción de Por Ávila que planteaba que el Gobierno de España y la Junta de Castilla y León ayuden a las operadoras de telefonía para que procedan a implantar la conectividad 5G en el medio rural de Ávila a partir de 2021.

Esta sesión plenaria arrancó con unas palabras del presidente de la institución, Carlos García, de apoyo al vicepresidente tercero, Federico Martín, para su pronta recuperación de su infección por covid-19, mensaje al que se adhirieron todos los portavoces de los grupos políticos representados en la Diputación de Ávila.



Las más vistas