Una manera más de fijar población

I.Camarero Jiménez
-

La Fundación Ávila-Bankia continúa apoyando el servicio de comida a domicilio que dispensa el CDR Almanzor y que llega a más de medio centenar de mayores de la comarca de El Barco y Piedrahíta

Una manera más de fijar población

Los responsables del Centro de Desarrollo Rural Almanzor, que trabaja en la comarca de El Barco y Piedrahíta, no pueden estar más satisfechos con el servicio que prestan desde el año 2014 de comida a domicilio. 
Saben que para poder continuar con él es indispensable además el apoyo económico que les dan desde la Fundación Ávila-Bankia y por ello han querido agradecer de nuevo la aportación que les acaba de llegar da través de una subvención de 4.000 euros sin la que claramente no podrían hacer realidad un programa que estian es de los que más éxito tiene entre sus múltiples usuarios y que defienden a capa y espada.
A través de él llegan a una ,media diaria de 53 menús, incluyendo los fines de semana y los festivos además de los servicios diarios y sus usuarios son siempre personas mayores o dependientes. Son ya seis años los que llevan con una iniciativa, como decíamos nacida en el año 2014 y en este periodo han conseguido dotarla además de gran calidad y aceptación 
Una manera más de fijar poblaciónUna manera más de fijar poblaciónConsiste en el reparto a domicilio de un menú de comida y/o cena y consta de un primer y un segundo plato, pan y postre.
Es interesante enfatizar el hecho de que se adapta a las necesidades de cada usuario ya que tienen la opción de elegir el menú normal o el de triturados, para aquellas personas con dificultad para masticar.
Actualmente son más de medio centenar de menús los que llegan a 15 municipios de la comarca y tres pedanías de la zona en la que tienen su radio de acción (Barco-Piedrahíta).
objetivo doble. El objetivo de este catering es doble, pues además de garantizar una alimentación sana y equilibrada a los usuarios, es un método para fijar población, ya que aporta tranquilidad tanto a los usuarios como a sus familias, que ven como sus mayores tienen cubiertas una de las principales necesidades, la alimentación, sin tener que exponerse a los peligros que puede suponerles cocinar sin tener las debidas condiciones.
Por todo ello han querido agradecer una aportación tan importante que permite lograr la continuidad de uno de los grandes pilares del CDR, del que además disfruta la población.