114 casos de coronavirus en Ávila, con siete fallecidos

B.M
-

Los datos se disparan en la sanidad abulense, con 51 nuevos en el último días

114 casos de coronavirus en Ávila, con siete fallecidos

Si bien es cierto que llevábamos una tendencia ascendente de casos positivos en coronavirus desde los tres primeros que se hicieron públicos el pasado 13 de marzo, los datos de este sábado dispararon los números hasta llegar a los 114 contagiados tras subir en una sola jornada 51 nuevos positivos (de 63 a esos 114). Lamentablemente, con ello también llega el incremento de personas fallecidas, puesto que ya son siete quienes han perdido la vida en Ávila por esta enfermedad.
Estos datos significan que en Castilla y León solo hay dos provincias con menos afectados en el registro que Ávila. Se trata de Palencia, con 41 casos, y Zamora, con 59.
Esta información fue hecha pública una jornada más por la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, que también indicó que se han producido ya 14 altas en la sanidad abulense por este motivo, mientras que permanecen ingresados en planta 49 afectados, más otros cuatro que están en la unidad de cuidados intensivos (UCI).
De forma general, según explicó la gerente de Atención Sanitaria, María Antonia Pedraza, en estos momentos hay 96 pacientes ingresados en el hospital Nuestra Señora de Sonsoles con el diagnóstico confirmado o a la espera de resultado pero con síntomas clínicos respiratorios que aconsejan su ingreso.
En cuanto al material, señala que hay stock en el Complejo Asistencial para «responder a las necesidades del hospital y los centros de salud».
El aumento de casos que se ha producido en Ávila puede estar influido por la llegada de personas de Madrid, especialmente durante el fin de semana pasado en destino a segundas residencias o casas de familiares. Precisamente esta situación que de manera más o menos parecida se vivió en diferentes puntos del país junto con otros motivos, también en relación a la movilidad, llevó a decretar ese estado de alarma y cuarentena social. Una cuarentena en la que se ha insistido una y otra vez desde las autoridades como método para evitar contagios y que este mismo sábado reiteró una vez más la consejera de Sanidad, Verónica Casado, en su comparecencia pública. «Hay que quedarse en casa, aislado», dijo, porque los casos seguirán subiendo los próximos días y «solo lo podemos frenar si nosotros nos aislamos». 
Y para tener una idea de la situación, ahí están los datos. Unas cifras que, según confirmó la Consejería de Sanidad a las autoridades sanitarias nacionales, desde la última comunicación pública, han supuesto un incremento de 319 casos más de infección por SARS-CoV-2, con lo que en Castilla y León se registran 1.466 positivos.
Asimismo el número total de altas hospitalarias acumuladas en la región hasta el momento es de 89, 35 más que el día anterior, y los fallecimientos 74, diecinueve más que en la última comunicación. Y esto teniendo en cuenta que si se hace una estimación general, más allá de los registros oficiales, se podrían superar los 8.000 casos en la región.
En toda esta publicación de datos, hay que tener en cuenta lo que supone para los recursos sanitarios, tanto en material como en personal. En este sentido, la propia consejera indicó que está montada la separación en la entrada de casos para que sigan circuitos diferentes los afectados y los que no,  lo que ya se estaba haciendo en Ávila prácticamente desde inicio de semana, también con la instalación en el exterior de una carpa para el primer triaje de los pacientes. Se está trabajando con el escenario de que haya un incremento muy importante de casos, para lo cual cada gerencia provincial, entre ellas la de Ávila, cuenta con planes de contingencia a la espera del aumento de afectados, aunque por el momento se precisó que los  hospitales de la Comunidad siguen teniendo capacidad para atender los casos graves.
Además, se anunció que se estaba recibiendo en la región un número muy importante de equipos de protección individual, por lo que se ha establecido una distribución a todas las delegaciones territoriales para que se lleven a las residencias sociosanitarias que precisen estos equipos. Se repartirán 10.000 mascarillas por provincia para lo cual el delegado territorial de la Junta y otro personal ya está trabajando en el plan de distribución por residencias y en cuanto llegue el material se comenzará a repartir.
En todo caso, desde la Delegación de la Junta se explica que se están atendiendo, dentro de las posibilidades que hay, las demandas de material de Diputación, ayuntamientos, residencias públicas y privadas, agrupaciones de voluntarios de Protección Civil, y, especialmente, las de los profesionales sanitarios.
Precisamente respecto a las mascarillas, la Guardia Civil de Valladolid ya ha distribuido, según informa la agencia Ical, entre cuatro residencias de mayores las mascarillas de PLA y acetato realizadas por empleados de Renault en impresoras 3D y desde sus domicilios.
De momento, han fabricado medio centenar de mascarillas y el pasado miércoles por la tarde hicieron la primera entrega a la Guardia Civil para su distribución en la Casa de la Beneficencia de Valladolid y en residencias de ancianos de Medina del Campo, Pozadez y de la localidad abulense de Madrigal de las Altas Torres.