"Hay muchas nuevas formas de ver la muerte digna"

M.E
-

La presidenta de una asociación pro eutanasia defiende el cuidado paliativo tras el Máster de Bioética y Formación realizado en la UCAV

"Hay muchas nuevas formas de ver la muerte digna"

«Hay muchas nuevas maneras de ver la muerte digna, y la primera es que no equivale a la eutanasia. No sé qué puede pasar al final del todo, pero está tan lejos que ahora lo primero sería promover los cuidados paliativos en mi país (México) porque no existen». Son palabras de la presidenta de la Asociación Por el Derecho a Morir con Dignidad (DMD) de México, Amparo Espinosa Rugarcía, a quien su participación en el Máster en Bioética y Formación de la Universidad Católica de Ávila (UCAV) le ha llevado a replantearse su posición y ahora defiende los cuidados paliativos.
Amparo Espinosa, que posee ya dos licenciaturas y un doctorado, ha presentado en Ávila un estudio en relación con la eutanasia y los cuidados paliativos. Con el objetivo de profundizar en su formación, al estar al frente de una asociación con alto impacto social y político en su país, y dado que algunos testimonios sobre procesos de muerte con familiares le estaban llevando a «cuestionarme mi planteamiento inicial de si realmente morir con dignidad equivale a la eutanasia»,  decidió cursar la titulación que la UCAV comparte con la Universidad CEU-San Pablo.
El hallazgo de la UCAV fue «un flechazo», como ella misma reconoce, y su paso por el máster lo define como «una experiencia transformadora» y «extraordinaria». La formación le ha llevado a descubrir nuevas perspectivas y sentidos de la vida humana cambiando su visión en favor de la eutanasia a otra diferente que pasa por la defensa de los cuidados paliativos.
Amparo Espinosa explicó que en su acercamiento a los testimonios había «un denominador común», que «no se hablaba de cuidados paliativos» porque en su país «la gente tiene miedo a usar tranquilizantes». Ahora, una vez que ha cursado el máster de la UCAV, «tengo muchas nuevas maneras de ver la muerte digna, la primera de ellas es que no equivale a eutanasia y a suicidio médicamente asistido», subrayó.
En este sentido, también detalla cuál es su objetivo. «Ahora en mi país lo primero será promover los cuidados paliativos porque no existen», señaló la doctora, para quien «hay espacio para que los familiares recapaciten porque no saben cómo acercarse a un familiar enfermo». En su opinión, la despedida «puede ver a ser humana y cálida si nos atrevemos a enfrentarnos a la muerte. Por qué no nos preparamos, podemos acompañar y ser acompañados en el momento de la muerte sin dolor, hay que avanzar mucho ahí», señaló.