Messi: "Se hizo una costumbre mentir, darme cuando no estoy"

Agencias
-
Messi: "Se hizo una costumbre mentir, darme cuando no estoy" - Foto: Rodrigo Jiménez

El astro argentino habla sobre el mal trato que le dan los medios de comunicación cuando viste la 'Albiceleste' y critica que la gente se crea todo lo que se dice de él

Leo Messi ha dicho que "se hizo costumbre mentir" sobre él en Argentina y criticarle tanto si va como si no va a la 'Albiceleste', después de la polémica que levantó que en la última fecha de selecciones jugara el primer partido pero quedase descartado por lesión para el segundo.
"Se hizo normal, como una costumbre mentir, pegarme, decir cosas sobre mí, darme siempre que voy a la selección, darme cuando no estoy, continuamente. Y la verdad es que me da un poco de bronca", afirmó Messi en declaraciones a la radio argentina Club Octubre.
El cinco veces Balón de Oro lamentó que "la gente cree lo que se dice" y por eso decidió hablar tras una semana complicada, en la que regresó a la selección nueve meses después de su última aparición. Su esperado regreso culminó con una derrota por 3-1 ante Venezuela, en un amistoso en Madrid en el que fue titular y jugó los 90 minutos, tras el cual se marchó de la concentración por problemas con la pubalgia que arrastra. 
En Argentina, los medios criticaron la dureza de la derrota ante la Vinotinto, así como que se ausentara del segundo encuentro, cuestionando el alcance de la lesión y el compromiso del de Rosario con la celeste y blanca.
"Yo vengo con una pubalgia desde antes del parón de diciembre, vengo entrenando poco", explicó Messi, quien reveló que los días de descanso le vinieron "bárbaro" para afrontar "lo que viene ahora" con su equipo, la fase decisiva de una temporada donde aspira a ganar Liga, Copa del Rey y Champions League. El futbolista del Barcelona aseguró que "no había nada arreglado de antemano" con el seleccionador, Lionel Scaloni, para descansar el segundo partido contra Marruecos, que él quería jugar "los dos".

 

El Mundial de Rusia

Asimismo, fue la primera vez que el delantero habló del Mundial de Rusia 2018, en el que el combinado argentino cayó en octavos de final ante la campeona Francia. "Costó volver a hablar porque fue un golpe muy duro, de los peores que me tocó vivir en la selección, se dio todo mal desde el principio", analizó. El astro argentino también defendió a su generación, cuestionada en el país austral al no haber ganado ningún título, y consideró que fue "maltratada" como ninguna otra generación anterior en Argentina.
"Llegamos a una final del mundo, llegamos a dos finales de Copa América y siempre tuvimos quilombo (lío) con el periodismo", opinó, "si no íbamos en primera ronda era uno de los fracasos más grandes de la Selección. También me calienta mucho la locura que dicen que mi papá maneja la Selección, dicen que tiene poder para hacer cosas en la AFA. Tengo amigos, hermanos que sufren por las mentiras que dicen. Cualquiera dice cualquier cosa y la gente compra eso. Después yo soy el hijo de p...".

Por último, cuestionado sobre su futuro papel con la selección argentina, Messi lo tiene claro "Yo quiero ganar algo con la Selección. Voy a jugar todas las cosas importantes. Mucha gente me decía que no volviera, familia, amigos... mi hijo me preguntó ¿Por qué te matan en Argentina?".