Días de aplazamientos y cancelaciones de viajes

I.Camarero Jiménez
-

La preocupación en las agencias es evidente y viven días de especial incremento de trabajo y consultas por el «alarmismo que se ha desatado»

Está claro que el coronavirus o más bien el miedo a su llegada a Ávila está causando estragos en numerosos ámbitos. Las cancelaciones en hoteles y restaurantes y en especial las que atañen a grupos grandes y a establecimientos de gran capacidad son reflejo de ello, (y ayer lo plasmábamos en estas páginas), pero no hay que olvidar otros ámbitos en los que el temor a la enfermedad está causando, cuando menos, cierta preocupación. Son las agencias de viajes.
Preocupadas por supuesto por la suspensión de los viajes del Imserso no lo están menos por los comprados por los particulares, si bien las cancelaciones y/o cambios «lo están notando en el corto plazo». Relata para Diario de Ávila uno de estos responsables de agencias en Ávila, Mariano Álvarez, que son sobre todo los viajes «inminentes y los que se tienen planeados en el corto plazo» los que están ocasionando un incremento de las visitas a estos negocios. 
«No son muchos los que los cancelan de manera definitiva», de hecho estimaba que eran «en torno al 20%», si bien es verdad que una amplia mayoría, «prácticamente el 80% estaba optando por retrasar, por aplazar los viajes que con tantas ganas habían planeado».
Efectivamente es ese corto plazo el que inquieta porque los que están planeados para más allá de los dos meses de momento no dan problemas significativos.
En cualquier caso los estragos se están produciendo en esos viajes en el ámbito europeo, con Italia a la cabeza, «pero eso ya lo ha prohibido el Gobierno» así que no había otro remedio y también por ejemplo en los viajes que tienen como destino Israel, pues se ha prohibido también la entrada de visitantes (entre ellos los españoles). La preocupación está clara, pero se están tomando decisiones al respecto. Así, nuestro interlocutor ponía ejemplos claros tales como que hay compañías aéreas que en el caso de los vuelos a Israel están dando facilidades para poder cambiar ya sea la fecha del viaje, ya sea el destino y lo mismo ocurre con los cruceros pues ya hay compañías (por ejemplo Royal Caribian) también que permiten cancelar sin gastos hasta 48 horas antes de emprender el viaje, flexibilizando las condiciones de los gastos de cancelaciones o permitiendo aplazar los viajes reintegrando lo que se ha abonado ya, eso sí en un vale (no en metálico) para que después lo gasten, pero no lo pierdan, en cualquier caso.
La situación preocupa a Álvarez en el sentido de que estima que «se ha creado mucho alarmismo» (y recordaba que en Ávila todavía no se había dado ningún caso y que el virus es más peligroso en población mayor con patologías previas).