Aspaym anima a ponerse los zapatos de la discapacidad

E.Carretero
-
Aspaym anima a ponerse los zapatos de la discapacidad

Durante esta semana, y con a distintos talleres, la asociación invita a los alumnos del colegio El Pradillo a conocer cómo es el día a día de alguien que se desplaza en silla de ruedas y también les enseña cómo prevenir accidentes

La mayoría de las veces ponerse en la piel de otro suele ser la forma más efectiva de empatizar y de entender qué sienten los demás ante determinadas situaciones. Así lo entienden desde Aspaym Castilla y León, desde donde se han propuesto que los más jóvenes se acerquen a la discapacidad a través de un programa formativo que se desarrolla centros de las diferentes provincias de esta región y que este lunes llegó al colegio público El Pradillo de la capital abulense, donde durante tres jornadas la Asociación de personas con lesión medular y otras discapacidades físicas invitará a los alumnos de distintos cursos a meterse en los zapatos de una persona con discapacidad.   
Así, a través de distintos talleres y en el marco del programa Ponte en mis Zapatos, financiado por el Consejo de la Juventud de Castilla y León y que tiene como fin promover la normalización de la discapacidad entre los jóvenes de toda la provincia, los escolares de este colegio abulense conocerán qué se siente cuando alguien se desplaza en silla de ruedas y como se convive con la discapacidad.   
Pero además de ayudar a normalizar la discapacidad, Aspaym también aprovecha esta actividad para concienciar a los más jóvenes sobre la importancia de adoptar buenas conductas al volante y también como peatones para prevenir accidentes que en ocasiones pueden llevar a lesiones medulares. Una concienciación, explicó Juan Regueras, técnico de Juventud de Aspaym Castilla y León, que en este caso se realiza gracias a las actividades del programa ‘Vía-vida’, financiado por el IRPF 2017, y a través de la iniciativa ‘El Club Willy’, realizada en colaboración con la Federación Nacional Aspaym y con los que se pretende «sensibilizar sobre la importancia de la seguridad vial».
Así, a través de talleres muy prácticos y de juegos los escolares aprenden cuáles son los comportamientos correctos cuando se viaja como ocupante de un vehículo y también cuando se ejerce como peatón, y todo ello con el fin de «concienciar sobre las posibles causas de los accidentes de tráfico».