Familia publica las excepciones a la suspensión de plazos

SPC
-

La Gerencia de Servicios Sociales mantiene la tramitación de las prestaciones de renta garantizada de ciudadanía, pensiones no contributivas, prestaciones económicas para personas con discapacidad y pensiones asistenciales

Imagen de archivo de una concentración para exigir la renta de ciudadanía. - Foto: Miguel Ángel Valdivieso

El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) publicó hoy una resolución de la Gerencia regional de Servicios Sociales de Castilla y León que recoge las excepciones a la suspensión de términos y la interrupción de plazos en la tramitación de los procedimientos administrativos por la crisis sanitaria del Covid-19 entre las que se incluyen las prestaciones, subvenciones y ayudas a víctimas de violencia de género, la contratación pública de programas vinculados a la atención a colectivos vulnerables y la concesión de subvenciones a centros y servicios de asistencia a drogodependientes, entre otros.

El documento de Familia recogido por Ical también incluye entre las excepciones las prestaciones sociales de renta garantizada de ciudadanía, pensiones no contributivas, prestaciones económicas para personas con discapacidad y pensiones asistenciales. No en vano, la resolución de la Gerencia de Servicios Sociales recoge que se continuará con la tramitación de los procedimientos que garanticen el mantenimiento del abono de las prestaciones ya reconocidas, y también los procedimientos que a la fecha de la declaración del estado de alarma tuvieran su instrucción completa.

En materia de protección a la infancia, se mantiene la tramitación de la tutela, guarda y apoyo a la familia así como los de concesión de subvenciones dirigidas a entidades adscritas a la Red de protección e inclusión a personas y familias en situación de mayor vulnerabilidad social o económica en Castilla y León para proyectos de protección a la infancia, menores y jóvenes o se encuentren en situaciones de riesgo de exclusión social, convocadas con anterioridad a la declaración del estado de alarma, con independencia de la fase de tramitación en que se encuentren.

Por último, se excluyen las actuaciones necesarias para hacer efectivo o mantener el abono de las prestaciones económicas de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia ya reconocidas a la fecha de la declaración del estado de alarma.

En cuanto a la propia Gerencia de Servicios Sociales, quedan fuera del los reales decreto 463/2020 y 465/2020 las modificaciones presupuestarias precisas para el mantenimiento de la actividad esencial de este organismo y las entidades del sector público dependientes de él. Lo mismo ocurre en materia de personal y la gestión de sus bolsas de empleo para proveer las necesidades de personal derivadas de la situación de emergencia sanitaria.