A punto de adjudicarse la obra de la Cañada Real Burgalesa

J.M.M.
-
A punto de adjudicarse la obra de la Cañada Real Burgalesa

Los trabajos, que se prevé que comiencen en breve en su primera fase, cuentan con un importe próximo a los 400.000 euros y serán ejecutados por la empresa Onsaze Infraestructuras S.L.

El Ayuntamiento de Arévalo adjudicará «en breve» las obras del tramo A de urbanización de la calle Cañada Real Burgalesa, a la empresa Onsaze Infraestructuras S.L. por un importe de 393.239,85. euros, según han informado fuentes del Consistorio arevalense.
La calle Cañada Real Burgalesa constituye una ronda que va a permitir comunicar las dos vías autonómicas que penetran en la ciudad de Arévalo desde el Sur, la CL-605, que se apoya en la avenida de Emilio Romero, y la AV-804, que continúa hasta el centro urbano por el paseo de San Juan Bosco, uniendo las dos vertientes de los ríos Adaja y Arevalillo.
Se han proyectado dos rotondas en el enlace de cada una de esas vías, habiéndose finalizado las obras en el cruce de la AV-804, y contemplándose en esta primera fase la correspondiente a la avenida de Emilio Romero.
Según se indica desde el Ayuntamiento de Arévalo, una de las principales actuaciones en esta vía ha sido la eliminación de más de diez torres de unas líneas de media tensión que discurrían a lo largo de ella, con un acuerdo con la empresa Iberdrola, habiéndose incluido en el proyecto una nueva canalización que permitirá eliminar la línea que permanece y las torres que no han podido ser retiradas.
La actuación contempla un carril doble de circulación de vehículos, el cierre del carril bici que actualmente tiene una longitud de 2.300 metros y pasaría a tener 3.600 metros, una amplia zona verde entre ambos carriles en la mayor parte de su recorrido, junto con la plantación de árboles de alineación y una nueva iluminación energéticamente eficiente.
Además, precisan desde el Ayuntamiento de Arévalo que se pretende que el resultado final constituya una vía verde que mejore la comunicación, que no haga de barrera ni obstaculice, sino que recupere la esencia de las cañadas, como elemento vertebrador y comunicador, incluyendo una secuencia de parterres, para desarrollar a corto y medio plazo una propuesta de educación medio ambiental que explique de forma original y gráfica la importancia de las cañadas en la historia, no solo a nivel nacional, sino también en nuestra tierra.
 En esta primera fase, que se iniciará en breve, se actuará sobre el tramo comprendido entre la avenida de Emilio Romero y la calle Amaya, mejorando los actuales viales, para evitar el tráfico pesado junto a la zona de aparcamiento de las viviendas sociales, donde se realizará un desdoblamiento de la calzada, con una vía de servicio exclusiva para estos aparcamientos, que no interfiera en el paso del tráfico por la calle.
Además, se construirá una acera para peatones, actualmente inexistente, en el lateral adosado a la tapia del antiguo Colegio de los Maristas y se completará la urbanización de la zona con los servicios precitados. 
Se mejorarán, asimismo, los accesos en las confluencias con la calle Amaya y la calle del Tomillar, con la construcción de sendas rotondas.