Sin un claro favorito

SPC
-
Sin un claro favorito - Foto: CHRIS WATTIE

Los Patriots no quieren cambio generacional ni revancha de los Rams en la cita más esperada

New England Patriots y Los Ángeles Rams protagonizarán hoy (00,00 horas/#Vamos) en el Mercedes Benz Stadium de Atlanta la edición 53 de la Super Bowl, la gran final del fútbol americano estadounidense que se presenta sin un claro favorito; con cierto aroma a revancha por parte de los Rams, que cayeron ante el mismo rival en el duelo decisivo de 2002; y enfrentando a una de las mejores franquicias de este deporte con otra marcada por su juventud y pujanza. 
Ciento siete años son los que acumulan Bill Belichik y Tom Brady, probablemente la pareja más exitosa de la Historia de la NFL y que iniciaron en 2002 una dinastía tan odiada como respetada. El técnico, de 66 años, y el ‘quarterback’, de 41, buscan ahora su sexto anillo en las 19 temporadas que llevan juntos, en las que nadie ha jugado tantas veces el partido decisivo como ellos (ocho). 
Enfrente, la juventud de los Rams, representada por su  entrenador en jefe Sean McVay, de 33 años, y el quarterback Jared Goff, de 24, que quieren destronar a sus históricos rivales.