Aumentan los usuarios de teleasistencia y ayuda a domicilio

B.M
-

Respecto a los datos de servicios sociales básicos del Ayuntamiento, la concejala Paloma del Nogal habla de un «atraso importante en dependencia» por lo que se quiere tener más personal

Servicio de teleasistencia. - Foto: David Castro

En el balance de los servicios sociales básicos del pasado año se puede ver un aumento de los servicios ligados en muchos casos a dependencia como es el caso de la ayuda y comedor a domicilio y la teleasistencia. En este sentido, la concejala de Servicios Sociales, Paloma del Nogal, asegura que hay un «atraso bastante importante» en dependencia, con unos 400 casos y con «trabajadores que están hasta arriba» por lo que se quiere intentar contar «con más personal». Señala que  los trabajadores sociales se encuentran «con muchísimo trabajo que valorar», especialmente teniendo en cuenta el envejecimiento de la población en Ávila por lo que cada vez hay más peticiones. 
En todo caso sí que destaca que es un área en el «que se trabaja bien» y que se marca como objetivo de futuro «unificar, trabajar todos en equipo y poner al día de dependencia porque es primordial». 
En datos, se observa como el servicio de ayuda a domicilio llegó a 683 personas durante el pasado año, lo que supone un incremento respecto a las 649 de 2018, aunque es cierto que el número de usuarios viene aumentando, al menos, desde 2014. Este servicio tiene un coste que supera el 1,7 millones de euros y se extiende a más de 112.000 horas al año.
También se ve subida en el servicio de comedor al domicilio, que en 2019 se quedó rozando los 200 usuarios con un coste quede casi 239.000 euros para entregar 44.750 comidas a un precio de 5,49 euros. Se completan los datos con la teleasistencia, que llegó a 337 personas, lo que supone 42 más que el año anterior y que supuso una inversión de más de 33.000 euros.
Más allá de estos tres servicios, también se pueden analizar otros parámetros de estos servicios sociales básicos. Entre ellos se encuentran las conocidas como ayudas de estados de necesidad, que son ayudas que se conceden para casos de emergencia como pueden ser pagos de alquiler o cosas más concretas como la compra de unas gafas, por ejemplo. Durante el pasado año se concedieron en Ávila a través del Ayuntamiento 713 de estas ayudas con un coste de casi 340.000 euros. También aquí se ve un aumento respecto al año anterior, cuando fueron 685 las concedidas, aunque siempre hay que tener en cuenta la relación con las peticiones que se reciben.
Por otra parte, respecto a las necesidades básicas de las familias, se mantienen las ayudas a gastos de agua, IBI y basuras. En el caso del IBI y las basuras explican desde el Ayuntamiento que se concedieron 243 ayudas con un coste de 25.393 euros. A ello hay que añadir los 149 casos de pagos de agua.