La DOP Cebreros inicia la vendimia del albillo real

M.E
-

Con seis bodegas implicadas en la elaboración de vino de esta variedad, la única blanca admitida, se estima una producción de 40.000 kilos de uva

La DOP Cebreros inicia la vendimia del albillo real

La D.O.P. Cebreros inició este sábado la vendimia del albillo real, la única variedad de uva blanca admitida en la Denominación de Origen, dando así la bienvenida a la campaña 2020 en Castilla y León. Según trasladó la organización, las bodegas implicadas son seis y se estima que la producción rondará los 40.000 kilos con un buen estado sanitario.
Actualmente la D.O.P. Cebreros cuenta con 45 hectáreas de albillo real que se concentran principalmente en la localidad de Cebreros y también en El Tiemblo, lo que supone algo menos del 10% del total de las hectáreas plantadas, siendo el 85% de ellas de la variedad garnacha tinta.
Según traslada la agrupación, una bodega más se ha sumado este año, por lo que son 14 las inscritas en la Denominación de Origen Protegida Cebreros. 
El número de hectáreas asciende a 465, si bien el periodo de inscripción estará abierto hasta mitad del mes de octubre. En este sentido, el coste de la inscripción de viñedo este año está subvencionado al 100% por la Diputación Provincial de Ávila. 
Las referencias en el mercado con la tirilla de la D.O.P. Cebreros rondan las 65, muchas de ellas recientemente muy bien puntuadas en prestigiosas publicaciones como la Guía Peñin y Robert Parker Wine Advocate, lo que para la agrupación pone en valor «el gran trabajo que están realizando nuestras bodegas pese a que está siendo un año especialmente difícil, ya que se han suspendido multitud de ferias vinícolas y la hostelería está pasando por un mal momento debido a la crisis sanitaria del coronavirus».
la garnacha, a finales. Respecto a la garnacha, que es la variedad tinta principal de la Denominación de Origen, actualmente se encuentra en distintos grados de envero dependiendo de la zona en la que esté ubicado el viñedo, ya que las altitudes a las que estén situadas las viñas marcan la fecha de vendimia de cada comarca.
Los servicios técnicos estiman que la vendimia de esta variedad durará desde finales de agosto hasta principios de octubre. Más  de dos meses por delante para dar vida a una campaña que estará «marcada por la COVID-19», aseguran, ya que «tanto en las bodegas como en el campo se deberán seguir los protocolos establecidos por las autoridades sanitarias. La responsabilidad tanto de elaboradores como de viticultores será clave para que la vendimia transcurra con total normalidad», trasladan.