Hackean la cuenta de la UCAV en twitter

B.M
-

La universidad avisa, también por las redes sociales, del ataque informático sufrido. La Unidad de Ciberataques de la Policía Nacional está investigando

Hackean la cuenta de la UCAV en twitter

La Universidad Católica de Ávila (UCAV) sufrió este viernes un ataque informático que supuso que hackearan su cuenta en twitter y se publicaran varios mensajes, entre ellos alguno con amenazas al alcalde, Jesús Manuel Sánchez Cabrera.
Durante la mañana se pudo observar que en la cuenta de la universidad aparecían mensajes ofensivos, hasta el punto de que se llevó a insultos y ataques al regidor de la capital abulense, incluso con amenazas de muerte. Es este contexto la propia universidad publicó, también a través de las redes sociales, un mensaje en el que se informaba de que habían sufrido un ataque informático y habían «puesto los hechos en conocimiento de la Policía Nacional». A ello añadieron que la universidad no se hacía responsable de los tuits publicados, por lo que denunciaba la usurpación de la identidad corporativa y sentían las molestias ocasionadas. 
Ante esta situación la Unidad de Ciberataques de la Policía Nacional se está encargado de la investigación que se ha abierto. Es por los presuntos delitos graves de amenazas, usurpación corporativa, daños informáticos a personas jurídicas e incluso un delito de odio.
El perfil en twitter del propio Ayuntamiento se hizo eco de lo que estaba sucediendo y publicó un mensaje que decía que «el alcalde de Ávila, nuestro máximo representante, ha sido atacado en redes sociales tras un hackeo a la cuenta de @UCAVILA. Siguiendo las indicaciones de @policia damos cuenta de este mensaje de la Universidad Católica», un mensaje en el que se recogía precisamente el ataque que estaban sufriendo.
El partido del alcalde, Por Ávila, también publicó su propio mensaje en el que se indicaba que debido al hackeo habían recibido «ataques directos que lógicamente serán denunciados».
No fue el único partido puesto que, por ejemplo el Partido Popular denunció en redes lo sucedido y condenó el pirateo y el ataque a la institución rechazando a quienes amenazan a cualquier persona, sea o no cargo público. La universidad y el alcalde tuvieron apoyo por varias cuentas tras lo sucedido.