Historia española con protagonismo abulense

D.C
-
Historia española con protagonismo abulense - Foto: Belén González

Se presentó este miércoles 'Los periodistas estuvimos allí para contarlo', una mirada al pasado contada por un centenar y medio de informadores que es «un constante homenaje a Adolfo Suárez»

Se presentó este miércoles en Ávila, dentro del ciclo Los Miércoles de la literatura, un libro tan peculiar como interesante que se suma, de manera original y con una riqueza de contenidos grande y variada, a la celebración del 40 aniversario de la Constitución Española, un volumen titulado ‘Los periodistas estuvimos allí para contarlo’ que reúne  los recuerdos que de aquel momento histórico tienen un centenar y medio de periodistas, fotógrafos y viñetistas que vivieron en primera persona y ‘en activo’ como informadores aquel episodio histórico, con un epílogo temporal que avanza hasta el intento de golpe de estado del 23 de febrero de 1981.
Fernando Jáuregui, coordinador de ese libro y autor de uno de los textos, y Rosa Villacastín, periodista abulense que entonces vivía «plenamente y casi las 24 horas del día» lo que se cocía en aquella política española en constante ebullición, fueron los encargados de presentar el libro en el Episcopio, un volumen de autoría plural que la nieta de ‘la Princesa Paca’ quiso y ha conseguido que viniese a Ávila, porque «creo que lo teníamos que tener aquí por el gran protagonismo que tuvo Suárez en aquel momento, y porque parte de la Constitución se hizo en esta tierra cuando sus ‘padres’ se reunieron en el Parador de Gredos».
Antes que nada quiso dejar claro Jáuregui que «este libro es un constante homenaje a la persona de Adolfo Suárez, un político a quien todos los que conocimos admiramos mucho, y algunos como yo le conocimos muy bien porque entonces era más cercana la relación; conmigo jugaba bastante al mus y siempre me ganaba». Por el hecho de que Suárez fuese abulense, añadió, «era imprescindible e inevitable que este libro viniese a Ávila, porque además Ávila es una de esas provincias que siempre ha estado olvidada y dejada de la mano de Dios, y ahora como resulta que los escaños de esas provincias olvidadas son fundamentales todos se vuelcan en conseguirlos». «Una de las pocas cosas buenas que tiene este periodo de crisis política tan lamentable que estamos viviendo (añadió) es precisamente eso, que vamos a recuperar muchas esencias y muchos olvidos».

Rosa Villacastín, por su parte, explicó que el libro «se centra sobre todo en cómo fueron los debates para elaborar la Constitución, y cada uno de los periodistas cuenta cómo lo iba viendo, aunque también entra en detalles y anécdotas del 23-F, como por ejemplo la forma en la que se sacaron los carretes de fotos ocultos en los zapatos», una forma de acercarse de nuevo a aquel tiempo que hace al libro «muy recomendable para quien quiera informarse bien, porque  cuenta muchas anécdotas que ayudan a entender mejor lo que ocurrió».