Ceballos salva al Madrid

SPC
-
Ceballos salva al Madrid - Foto: MARCELO DEL POZO

El sevillano, de falta, da la victoria a los blancos ante el Betis en un duelo gris de los hombres de Solari

Un gol de Dani Ceballos, de falta directa a los 88 minutos de juego, le dio ayer la victoria al Real Madrid (1-2) y dejó frío a su exequipo, un Real Betis que logró empatar en la segunda parte ante el excesivo repliegue defensivo del rival pero que después no encontró premio.
El equipo de Santiago Solari, con esta victoria, acaba la primera vuelta en puestos de Champions pero lo expuesto sobre el césped del Benito Villamarín fue muy poco ante un rival que en la segunda parte creyó en la remontada, pero que se quedó sin nada con el tanto de un futbolista criado en la cantera verdiblanca.
Solari se presentó en la capital hispalense con una convocatoria plagada de bajas, como la de los lesionados Thibaut Courtois, Toni Kroos, Marcos Llorente, Gareth Bale o Marco Asensio, más la del sancionado Lucas Vázquez.
Sí pudo utilizar a Vinicius después de que no se entrenara en los últimos días por una gripe, y volvió a dejar en el banquillo al malagueño Isco Alarcón, al igual que a Marcelo, pese a las notables ausencias, mientras que contó con dos canteranos, el uruguayo Fede Valverde y Sergio Reguilón.
Los madridistas, después del empate del Alavés en Gerona, podía desbancar al cuadro vitoriano de la cuarta plaza a la conclusión de la primera vuelta e incluso empatar con el Sevilla, tercer clasificado que perdió en Bilbao.
Quique Setién, por su parte, al tener lesionado al brasileño Sidnei da Silva y algo mermado al marroquí Zou Feddal, volvió a disponer una defensa solo con dos centrales, Marc Bartra y el argelino Aïsa Mandi.
Los béticos también llegaron a la cita con la necesidad de reencontrarse con un triunfo tras encadenar tres partidos sin ganar, el último del año como local ante el Eibar (1-1), el primero de 2019 en el campo del colista Huesca (2-1) y el del pasado jueves de Copa en el Villamarín ante la Real Sociedad (0-0).
Un triunfo ante los merengues le asentaría en la sexta posición de la clasificación y se quedaría a uno de la quinta plaza, precisamente la que ocupaban los de Solari.
Los locales, fieles a su estilo, quisieron ser protagonistas con el balón, pero también ello propició que los visitantes tuvieran mas metros si recuperaban la pelota.
Sin nada que resaltar en el arranque, a los 13 minutos el Madrid no perdonó en su primera opción y, tras una contra, el croata Luka Modric se sacó un zapatazo en la media luna del área al que no pudo responder el meta Pau López para poner el 0-1, no sin antes consultar con el VAR el colegiado canario Alejandro José Hernández Hernández.
El partido lo rompió pronto el Madrid y al bloque verdiblanco le entraron dudas y precipitaciones para recomponerse ante un rival que no se acomplejó por defender y seguir con una presión alta y atento a los contragolpes, como en uno a la media hora que no supo definir Vinicius.
Poco después fue Valverde el que, solo ante Pau López, se entretuvo demasiado en rematar y el que parecía un claro gol lo abortó Barragán.
En la segunda parte, y con el francés Karim Benzema fuera del terreno al dañarse una mano en los últimos lances de la primera mitad, fue el canterano Cristo González el que ocupó su lugar.
Los de Setién redoblaron sus esfuerzos ante la portería de Navas, con poco trabajo en el primer período, pero se encontraron un muro que le costó superar pese a que al cuarto de hora Guardado pudo sorprender con un potente remate que se le fue fuera.
La poca propuesta ofensiva visitante dejó el partido abierto y Canales logró el empate a los 68 minutos, no sin suspense pues se necesitó de la ayuda del videoarbitraje.
El Betis olió la sangre de un Madrid herido y mantuvo su empuje en busca de darle la vuelta al marcador, por lo que Solari dio entrada al exbético Ceballos y a Brahim Díaz.
Fue el utrerano el que, en un libre directo, engañó a la barrera verdiblanca y logró sorprender al Pau López para poner el 1-2 definitivo.