Castilla y León: Buena salud y mejores hábitos

SPC
-

El Informe Anual del Sistema de Salud destaca que en la Comunidad se vive más y con mayor calidad gracias a mejores hábitos y estilos de vida saludables

Castilla y León: Buena salud y mejores hábitos - Foto: Rubén Serrallé

La población de Castilla y León puede presumir de vivir más y hacerlo con mejor salud, y también de ser la autonomía con menor prevalencia de obesidad, sólo por detrás del País Vasco. A ello se une que sus niños son los cuartos menos obesos, muy por debajo de la media del país, como ocurre con los indicadores de hábitos y estilos de vida poco saludables, como consumo de alcohol, tabaquismo, inactividad y consumo insuficiente de frutas, también inferiores al conjunto nacional. Así lo pone de manifiesto el último Informe Anual del Sistema Nacional de Salud 2018 del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social consultado por Ical, que destaca las iniciativas llevadas a cabo en los últimos años por la Consejería en los ámbitos de la prevención y promoción de la salud.
En concreto, el estudio recoge que la esperanza de vida de las personas que residen en Castilla y León se sitúa en los 84,3 años, que en el caso de las mujeres se eleva a los 87,4 años, 6,6 años más que en los varones. A ello se une que desde el año 2000, la población ha ganado 3,6 años de vida, al pasar de los 80,7 a los 84,3 actuales. Mientras en España, con un aumento de cuatro años, la cifra se cierra con 83,4 años, con 80,4 en el caso de los hombres, y 86,2, en el de las mujeres.
Si se analizan los datos a los 65 años, se observa que con 22,3 años Castilla y León es la autonomía con mayor esperanza, sólo superada por Madrid, con 23. En este caso, la media nacional alcanza los 21,6 años. A ello se une que alcanza los 65,3 años de vida saludable, aquellos que se estima que se puede vivir sin limitación de actividad, cuando en España el dato se cierra con los 61,2 años. No obstante, desde la crisis se han perdido 3,4 años en la Comunidad, cuando en España se han ganado 0,3.
Hábitos saludables

Por lo que respecta a los hábitos de vida saludables, se observa que la Comunidad también lidera algunos de los indicadores. Así, por ejemplo sus habitantes son menos obesos, uno de los principales factores de riesgo de problemas crónicos, como la enfermedad coronaria, cerebrovascular, diabetes mellitus, hipertensión y algunos tipos de cáncer. Si en España la obesidad afecta al 17,4 por ciento de la población mayor de 18 años, en Castilla y León la cifra baja al 13,2 por ciento; a lo que se une que sus niños son menos obesos, con un 5,6 por ciento entre los de dos y 17 años, cuando la media del país está en el 10,3 por ciento.
Entre los factores asociados a este problema se encuentra la alimentación y la actividad física. En este caso, se observa que el 73,9 por ciento de la población autonómica consume fruta fresca a diario, por encima del 64,2 por ciento de España, y el 42, 6 por ciento toma también verduras, ensaladas y hortalizas todos los día, un 40,4 por ciento en el país.
Menor mortalidad

En cuanto al tratamiento de las distintas enfermedades, Castilla y León es la quinta con menor mortalidad por enfermedad cerebrovascular, con una tasa de 22,4 por cada 100.000 habitantes -en España se situá en 25,7-. En cuanto a cáncer de mama, los índices también están por debajo de la media, con 8,3 muertes, frente a las 8,7 de España.