Reconcentración parcelaria: medio millón de hectáreas

M.M.G.
-

Asaja defiende que durante esta legislatura deben reconcentrarse unas 500.000 hectáreas de cereal en Castilla y León para que el sector pueda ser productivo

Reconcentración parcelaria: medio millón de hectáreas

El presidente regional de Asaja, Donaciano Dujo, defendió este martes en Arévalo la necesidad de «cambiar la estructura de la tierra» cerealista, establecida en los años 50 y que se ha quedado, en su opinión, «obsoleta», por ejemplo, de cara a la infraestructura de maquinaria que se emplea en la actualidad .
«En Castilla y León hay 3,3 millones de hectáreas de cultivo», argumentó su teoría, «y habrá 300.000 reconcentradas. Pues de esas 3,3 millones en Asaja insistimos que en esta legislatura se tienen que modernizar en cuanto a reconcentración 500.000 hectáreas».
Dujo hizo estas declaraciones en la jornada sobre cereales organizadas por Asaja en Arévalo a la que asistieron unas 150 personas y en la que se puso sobre la mesa la situación de este cultivo en Castilla y León, «el gran olvidado» según el presidente de Asaja. «Entre el 50 y el 60 por ciento de la producción de cereales de España sale de nuestra Comunidad, pero sin embargo estamos viendo que en los últimos 20 y 30 años es el gran olvidado», denunció Dujo, para el que «la tecnología no está avanzando para desarrollar un sector que sea cada vez más productivo».
«Los avances que hemos hecho en producción es a base de dinero, pero no conseguimos grandes avances en lo que se produce», prosiguió Dujo con una argumentación que también hablaba de bajadas en la rentabilidad.
«Tenemos el clima que tenemos, no tenemos una varita mágica para cambiarlo», explicó el responsable de la organización a nivel regional, «por eso lo que queremos es adaptar semillas, fitosanitarios, hervididas, maquinarias, manejo de la tierra... para conseguir mejorar la producción».
Es en este sentido en donde cobra importancia la reconcentración parcelaria. Pero también otro tipo de medidas, como el avance en lo que se refiere a semillas, recalcó Dujo. «Es una barbaridad que los cultivos transgénicos estén desarrollándose en todo el mundo y en Europa no se nos permita producir pero sí consumir». En opinión de Dujo, el uso de transgénicos permitiría adaptar la semilla a la sequía, hacerla más fuerte frente a los hervicidas e, incluso, contribuir con el cuidado del medio ambiente, entre otros aspectos.