La oferta hotelera de Ávila ha crecido casi un 9% en 10 años

Eduardo Cantalapiedra
-

Esta provincia cuenta en la actualidad con 149 alojamientos que disponen de 5.857 plazas frente a los 137 con capacidad para 5.283 personas que había en el año 2009

La oferta hotelera de Ávila ha crecido casi un 9% en 10 años - Foto: David Castro

La oferta hotelera de la provincia de Ávila ha experimentado un crecimiento cercano al 9 por ciento en los últimos diez años. Si en noviembre de 2009 eran 137 los alojamientos existentes con un total de 5.283 plazas disponibles, el último dato disponible por la Junta de Castilla y León, recogido en su boletín de coyuntura turística y correspondiente a noviembre de 2019, sitúa el número de establecimientos en 149 y las plazas en 5.857 que, por cierto, también se han incrementado en el último decenio casi un 11 por ciento.
No obstante, pese a ese crecimiento, los números de la provincia de Ávila en lo que a establecimientos hoteleros se refiere siguen estando entre los más bajos de Castilla y León, sólo por encima de Soria (140 con 4.222 plazas), Palencia (119 con 3.799 plazas) y Zamora (118 con 3.982 plazas).
Atendiendo al tipo de alojamientos, se observa que en Ávila son 54 los hoteles abiertos a 31 de noviembre de 2019 con 3.846 plazas frente a los 44 que había diez años atrás con 3.228 plazas, lo que se traduce en un incremento del 22,7 por ciento en el número de establecimientos y del 19 por ciento en las plazas. A ellos hay que sumar 81 hostales, con 1.832 plazas, que supone un repunte del 5,2 por ciento en los primeros respecto a 2009, cuando había 77, y una mínima caída (0,33 por ciento) en las plazas; y 14 pensiones con 179 plazas frente a las 16 con 217 plazas de hace diez años (caen un 12,5  y un 17,5 por ciento, respectivamente). 
Para conocer los datos de la capital abulense hay que acudir a los publicados en la encuesta de ocupación hotelera del Instituto Nacional de Estadística, que situaba en noviembre de 2019 en 39 los establecimientos hoteleros con 1.385 habitaciones y en 2.747 las plazas disponibles.  
además de los hoteles. La amplia oferta provincial no se limita a sus hoteles, hostales y pensiones. De hecho si en un sector lleva siendo una de las más destacadas del país desde hace años y es un referente regional es en turismo rural, donde priman la calidad y la variedad, aunque también han proliferado en los últimos años otras fórmulas como son las viviendas de uso turístico y los apartamentos turísticos.
En cuanto a los alojamientos de turismo rural, según los últimos datos disponibles por la Junta de Castilla yLeón son 972 con 7.494 plazas disponibles frente a los 790 con 6.045 plazas de hace diez años. Destacan en este apartado las 885 casas rurales de alquiler existentes con 5.525 plazas repartidas por toda la provincia de Ávila, si bien también hay 54 hoteles de turismo rural con 1.133 plazas, 24 posadas con 761 plazas y nueve casas rurales de alojamiento compartido con otras 75 plazas más.
Pero además, Ávila cuenta con 16 albergues con capacidad en su conjunto para 842 personas y 15 campings, uno de ellos de primera categoría y el resto de segunda, que pueden acoger a más de 7.200 personas. Las viviendas de uso turístico registradas como tales y contabilizadas por la Junta de Castilla yLeón en esta provincia son 395 con 3.124 plazas disponibles, de las cuales 141 son casas, 71 chalets, 178 pisos y una es un bungaló. Y como apuntábamos con anterioridad, también están proliferando, como en otras zonas del país, los apartamentos turísticos, que ya son 67 con capacidad en total para 949 personas. De ellos 38 son de una llave, 26 de dos llaves y los tres restantes de tres llaves.
Eso en cuanto a alojamientos, pues además la provincia dispone de una amplia red de restaurantes que dan servicio tanto a los turistas como a los propios vecinos. En concreto, según el dato del pasado mes de noviembre hay abiertos 611 con capacidad para casi 59.000 comensales. Hace diez años no llegaban a 500, pues había 483 establecimientos con 46.254 plazas, lo que se traduce en un incremento en este último decenio del 26,5 por ciento.