CyL vuelve a estar mañana y el sábado en alerta por tormenta

SPC
-

Salamanca es la provincia con menor riesgo de chaparrones fuertes, que podrían llegar acompañados de granizo

Tormenta en Valladolid. - Foto: Ical

La fuerte tormenta que azotó este martes la ciudad de Valladolid podría repetirse mañana y el sábado en el resto de Castilla y León, debido a que la DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos) sigue girando y llega una vaguada por el oeste que la reactivará, por lo que podrían registrarse en la Comunidad chaparrones de intensidad, acompañados de granizo.

El delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Castilla y León, Juan Pablo Álvarez, avanzó este pronóstico debido a la inestabilidad que se mantiene en la atmósfera, si bien puntualizó que al existir humedad, lo normal es que las precipitaciones sean intensas, con posibilidad de granizo. Por ello, no se espera que las rachas de viento tengan un gran protagonismo.

Las tormentas, similares a la que dejó más de 37 litros por metro cuadrado en Valladolid, podrían surgir en cualquier punto de la Comunidad, si bien la zona de Salamanca es la que presenta un menor riesgo. Solo la “mala suerte”, dijo con ironía explicaría que la capital vallisoletana viera otra fenómeno similar al que anegó zonas de la ciudad durante la noche del pasado martes.

Por ello, la Aemet ha activado el aviso naranja ante el riesgo de que se produzcan tormentas y fuertes lluvias en la provincia de Soria, que podrían acumular hasta 30 litros por metro cuadrado en una hora, entre las 14 horas y la medianoche. Además, el aviso amarillo -15 litros en una hora- afecta a las provincias de Ávila, Burgos, Segovia y Valladolid, así como en la Cordillera Cantábrica de León y Palencia. 

Igualmente, las temperaturas cálidas de estos días, dijo el responsable de la Aemet en la Comunidad, favorecen la formación de tormentas por lo que lo normal es que este jueves y viernes se forme nubosidad de evolución que en las horas de la tarde y noche podrían dar lugar a las tormentas. A partir del domingo, llegará una masa de nubosidad que rebajarán las máximas, si bien las mínimas serán “agradables”.

Finalmente, Juan Pablo Álvarez explicó que la subida de las temperaturas provoca que la frecuencia con la que se repiten fenómenos de elevada intensidad, como la tormenta del martes en Valladolid, sea menor.


Las más vistas