"Al nuevo Gobierno le exigiremos la supresión del peaje"

L.C.S
-

Entrevista con Jesús Manuel Sánchez Cabrera, alcalde de Ávila

"Al nuevo Gobierno la supresión del peaje" - Foto: David Castro

Más allá de lo que se pueda ejecutar desde el propio Ayuntamiento de Ávila, su alcalde, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, sabe que el desarrollo de la capital, y también de la provincia, depende de decisiones de  administraciones superiores.
Empezamos por lo más reciente de la actualidad municipal, ¿cómo valora que los presupuestos se aprobaran solo con los votos del equipo de gobierno?
Era previsible partiendo de la base que desde el primer momento tanto la portavoz del PP como la del PSOE nos habían dicho que iban a votar en contra de estos presupuestos independientemente de las enmiendas que pudieran incorporar.
Se aprobó un número reducido de enmiendas a estos partidos, ¿no había margen para más?
Nosotros estábamos abiertos a la posibilidad de aprobar enmiendas que pudieran incorporarse a los presupuestos de tal manera que mejorarán las cuentas municipales. Fueron 11 las que se aprobaron al Partido Popular y 6 al PSOE, independientemente del sentido de su voto.
¿Por qué cree que el consenso en el Ayuntamiento no fue posible y en la Diputación sí con los mismos partidos en liza?
Yo creo que es una cuestión más de personas que de partidos. Hay personas en las instituciones que tienen altura de miras y otras que no, que simplemente miran por un  interés partidista, electoralista y de desgaste al equipo de gobierno.
¿Y eso es más achacable al partido que gobierna o a la oposición?
El equipo de gobierno tiene una tarea muy importante que es la de gobernar y buscar puntos de encuentro con la oposición, pero, obviamente, si desde el primer momento la oposición única y exclusivamente está poniendo palos en las ruedas y no quiere sentarse a consensuar ni a dialogar es muy difícil encontrarlos.
Profundizando en los presupuestos, ¿es cierto como dice la oposición que sólo medio millón de euros de la subida del IBI se destina a inversiones?
Partimos de la base de que el capítulo 6 de inversiones reales en los presupuestos municipales está dotado con algo más que 11 millones de euros. Creo que ese dato es suficiente. Pero por ejemplo, solamente la partida del plan asfalto es 1 millón de euros; el plan aceras es medio millón de euros; la inversión en la red de saneamiento de la zona del Camino del Gansino es de 300.000 euros; infraestructuras deportivas 100.000 euros…, por lo tanto, 11 millones de euros son inversiones suficientes como para poder acreditar la subida de 1,5 millones de euros en el IBI, que van a pagar todos los abulenses para mejorar la vida de la ciudad.
Si su objetivo en este mandato como dijo en una entrevista a este periódico es reducir la deuda financiera a la mitad, ¿cómo explica que en el primer año solo se vaya a reducir en 100.000 euros?
El Ayuntamiento tiene tres formas de financiarse, por un lado con subvenciones externas que llegan de otras administraciones o instituciones; por otro a través de la aportación que hacen los vecinos a través de las ordenanzas fiscales, y por otro endeudarse y recurrir a la financiación a través de un préstamo. En este caso hemos tenido que optar por las tres posibilidades. Hemos tenido que solicitar ayuda a todas las administraciones para las cuestiones importantes y los retos que tiene la ciudad; hemos tenido que recurrir a que sean los vecinos los que contribuyan a mejorar la vida de la ciudad con inversiones reales; y por otro lado hemos tenido que endeudarnos para poder asumir las necesidades que tiene la ciudad en este momento.
¿Ve posible todavía ese objetivo de en esos tres años reducir la deuda a la mitad?
Es un objetivo difícil, pero creo que se puede cumplir.
¿El recorte de gastos que también anunció ha sido el que esperaban o menor?
Hemos ajustado los gastos en la medida de las posibilidades. Es un Ayuntamiento que tiene comprometido gran parte de su presupuesto y muchos ajustes no hemos podido hacer.
Pierden un año de sus principales proyectos electorales, ¿lo podrán recuperar?
El mandato son cuatro años, es el tiempo que nos han dado los abulenses. Este año comienza con un trabajo muy importante para mejorar la vida en la ciudad y para hacerla más habitable, recuperar las aceras, espacios, parques, jardines, mobiliario urbano y también para hacer las grandes inversiones en polígonos industriales. También estamos muy pendientes de ese Plan Territorial que quiere impulsar la Junta y que va a contar con la colaboración del Ayuntamiento. Poco a poco estamos dando los pasos para todos los proyectos que llevamos en el programa electoral. Los hay que no se pueden financiar en el primer año, porque lo primero que tiene que haber es el propio proyecto. En este caso, por ejemplo, para las escaleras mecánicas ya se están dando los primeros pasos con Patrimonio, ya están los arquitectos municipales trabajando para ver la posibilidad de instalarlas y  conectar los barrios de la ciudad.
¿Hasta qué punto han tenido que priorizar y cambiar su estrategia teniendo en cuenta la situación económica que se encontraron en el Ayuntamiento?
Hemos tenido que dar un cambio importante en cuanto a la estrategia que teníamos desde Por Ávila. Primero porque tuvimos que conjugar una acción de gobierno en la que participamos Por Ávila y Ciudadanos, por lo que debemos de dar también cumplimiento a parte del programa electoral de Ciudadanos. Y segundo porque la situación económica es muy compleja. No es lo mismo la deuda financiera que la deuda total que tiene el Ayuntamiento y eso ha condicionado que tengamos que dar prioridades a proyectos y postergar otros.
¿En cuánto coinciden los programas electorales de Por Ávila y Ciudadanos?
Son muy parecidos y tienen el objetivo común de mejorar la vida de los abulenses y generar oportunidades. Por eso es fácil trabajar, y porque con los compañeros de Ciudadanos está habiendo muchos puntos de encuentro y están trabajando muy bien en las distintas áreas.
¿En qué le gustaría que se transformara la antigua estación de autobuses?
Debe ser un centro de dinamización que facilite la participación en la ciudad y recursos para Ávila. También que dé un impulso a esa zona. En eso estamos trabajando en distintas líneas, valorando diferentes proyectos y próximamente mantendremos reuniones con el Gobierno de España para una posible cesión para un proyecto.
¿En qué le gustaría que se transformara la antigua estación de autobuses?
Debe ser un centro de dinamización que facilite la participación en la ciudad y recursos para Ávila. También que dé un impulso a esa zona. En eso estamos trabajando en distintas líneas, valorando diferentes proyectos y próximamente mantendremos reuniones con el Gobierno de España para una posible cesión para un proyecto.
¿Habrá o no habrá una nueva relación de puestos de trabajo en el Ayuntamiento (RPT) este año o este mandato?
Lo que está muy claro es que es muy difícil, por no decir imposible, que haya una RPT que dejó diseñada el Partido Popular y que conllevaba que se invirtieran más de 3 millones de euros en sueldos de los trabajadores al año. Eso es muy difícil de mantener. Con la situación actual económica que tiene el Ayuntamiento no se puede permitir que los trabajadores tengan una aumento de sueldo por valor de 3 millones de euros. Una futura RPT es muy posible, pero tenemos que hablar de relación de puestos de trabajo, no de masa salarial.
¿Cómo gestiona las protestas que cada viernes llevan a cabo los empleados municipales?
No es agradable, pero es algo desgraciadamente habitual. Ya en el Pleno de Constitución, en el auditorio de San Francisco, había numerosos trabajadores del Ayuntamiento de Ávila que no mostraron camisetas en esa ocasión ni pancartas, pero ya nos hicieron llegar su malestar y querían que se aprobara inmediatamente la nueva RPT. Lo entiendo como algo normal dentro de lo que es el colectivo de los trabajadores. El anterior equipo de gobierno del PP les puso delante de sus narices un palo con una zanahoria, y cuando estaban a punto de alcanzarla, en el último momento, se llevaron la zanahoria y se llevaron el palo. Entiendo sus reivindicaciones, pero ellos también deben entender la situación actual económica que vive el Ayuntamiento de Ávila.

 

LEA LA ENTREVISTA COMPLETA EN LA EDICIÓN IMPRESA DE DIARIO DE ÁVILA