El PSOE critica "falta de transparencia" en el tema del agua

J.M.M.
-

Yolanda Vázquez acusa al equipo de gobierno de "hurtar información" que les está impidiendo respaldar algunas de las decisiones que se están tomando

El PSOE critica "falta de transparencia" en el tema del agua

La portavoz del Grupo Municipal Socialista, Yolanda Vázquez, acusó este lunes al equipo de gobierno de una «falta total y absoluta de transparencia» a la hora de tomar algunas decisiones sobre el problema del agua y que les han impedido respaldarlas.
Vázquez, que compareció acompaña de Josué Aldudo y Eva Arias, quiso profundizar en los problemas del agua que padece Ávila, un problema que «no es de ahora», sino que «es de siempre», y precisó que «no se ha atajado nunca jamás por los sucesivos gobiernos del PP en esta ciudad», e insistió en que «ha lastrado también el crecimiento económico».
La portavoz socialista recalcó que tanto el suministro de agua potable como el saneamiento «es una competencia municipal, y tras 30 años de gobiernos del PP en el Ayuntamiento nunca se ha garantizado ese suministro». Por este motivo, criticó las declaraciones de la diputada del PP por Ávila, Alicia García, que «viene a exigir a otros lo que no han hecho ellos», con lo que, a su juicio, «o bien no conoce las competencias municipales, lo que me extraña, o que en sus palabras hay bastante de cinismo e hipocresía». 
A continuación, se refirió al proyecto de captación de agua desde el embalse de Las Cogotas y recordó que «se viene anunciando desde al menos el año 2015», y desde ese momento «el Gobierno ha estado más años en manos del PP que del PSOE, sin embargo ha sido ahora, con un Gobierno socialista, cuando finamente se ha firmado el convenio para poner en marcha esas obras».
Yolanda Vázquez precisó que en relación a este proyecto el Grupo Municipal Socialista está en permanente contacto con el Secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, y recalcó que, «como grupo municipal, vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano por colaborar en paliar este situación».
De hecho, defendió que «hemos avalado algunas de las decisiones que se han adoptado, como es la adecuación de los sondeos del Soto», pero criticó que algunas decisiones adoptadas por el actual equipo de gobierno no las han podido avalar porque «nos hurtan información y pretenden que tomemos decisiones sin conocer el alcance de los informes que respaldan, según ellos, algunas de esas decisiones».
En ese sentido, se refirió a la supresión del concurso hípico y precisó que, «a fecha de hoy, seguimos sin conocer los informes técnicos que avalaron la suspensión». También se refirió a los litros de agua diarios que se emplean en el baldeo de las calles, solicitud que presentaron el 31 de julio y de la que tampoco han recibido respuesta. Sobre este punto, indicó que «los concejales socialistas queremos que las calles estén limpias», pero, añadió, «a lo mejor se puede reducir ese consumo para salvar los árboles, porque estamos detectando que hay árboles de muchos años en la ciudad que están sufriendo las consecuencias de la falta de riego». 
Yolanda Vázquez reclamó, al mismo tiempo, una ordenanza municipal que regule completamente el ciclo integral del agua, y que «nos permitiera exigir a los particulares y a otras administraciones que tienen zonas ajardinadas que paren el riego de esas zonas verdes», y apuntó que con la normativa actual «no lo podemos exigir, lo único que podemos hacer es recomendar», ya que no existe un régimen de infracciones y sanciones. 
De igual modo, se mostró crítica con la falta de información por parte del equipo de gobierno de cuestiones que «no son positivas», y mencionó la turbidez con la que sale el agua de los grifos, y que sólo el equipo de gobierno ha salido a aclarar su potabilidad «cuando los vecinos de Ávila han empezado a preguntar qué es lo que está pasando», y apuntó que «esa ocultación lo que hace es crear una alarma social innecesaria».
Por último, advirtió al equipo de gobierno de que se debe ser «muy escrupuloso» con el cumplimiento de la normativa ante la intención de reutilizar las aguas que ya han sido depuradas. Y recordó que aunque se cuente con una de las mejores potabilizadas del mundo «está prohibido por ley su utilización para consumo humano, y sólo se puede utilizar ante situaciones de catástrofe y de emergencia en unas condiciones de controles sanitarios y de todo tipo exigentísimos».