UPA cree que el juicio del lobo tapa el sufrimiento ganadero

Redacción
-

El sindicato afirma que al ganadero se le sigue criminalizando, social y mediaticamente y especialmente por los colectivos ecologistas

UPA ÁVILA ha querido salir al paso y mostrar su opinión al respecto del juicio que ha tenido lugar el pasado jueves y el viernes en el Juzgado de lo Penal de la capital abulense  (y que aún no ha concluido) y que es el primero que se celebra en España por la presunta caza de lobos en una montería celebrada a finales de 2015 en la localidad de Tornadizos. Así desde el sindicato agrario han lamentado «profundamente» que este enjuiciamiento a dos cazadores «esté tapando la raíz del verdadero problema, que no es otro más que la dramática situación económica, familiar y personal que viven los ganaderos abulenses en primera persona, víctimas de los más de 1.000 ataques anuales que sufren por parte de los lobos en sus explotaciones».  
Más allá de sentar en el banquillo a dos cazadores, desde  el sindicato UPA se preguntan «¿cómo es posible que sigamos sufriendo en primera persona la criminalización mediática y social cuando somos las únicas víctimas de la expansión descontrolada de lobos?» y afirman además que «somos los ganaderos en primera persona los que padecemos continuas provocaciones por parte de colectivos ecologistas, administraciones e incluso decisiones judiciales con argumentos tan irresponsables y provocadores. 
En este sentido apuntan directamente a las palabras de responsables de Ecologistas en Acción a raíz de este juicio cuando afirman por ejemplo  «que la población de lobos está sujeta a una constante presión por la alteración y destrucción de los hábitats debido a la intensificación de la ganadería y la caza».  
UPA-AVILA recuerda que «los ganaderos ponemos de nuestra parte todo, incluida la comida para los lobos, y sin embargo somos los malos de una película con argumentos torticeros, retorcidos y ofensivos por parte de determinados ecologistas amparados y reforzados por decisiones políticas y judiciales, que por decirlo de un modo suave  resultan surrealistas llegando a considerar al hombre como el intruso cuando está demostrado con datos que el único que está en peligro de extinción actualmente es el ganadero».
en defensa del ganadero. Concluyen el comunicado con un «a pesar de esta persecución política, judicial e incluso de una parte de la sociedad,  UPA-ÁVILA va a continuar defendiendo la labor de los ganaderos y por lo tanto de la ganadería extensiva, puesto que contribuye a la economía de los núcleos rurales, al mantenimiento de la población y del medio natural, a la prevención de incendios y a la producción de alimentos únicos».