Celaá crea un plan educativo 'online' para familias sin recursos

Agencias
-

El programa permitiría que los escolares que no tienen ordenador o internet en sus casas puedan continuar el curso académico durante el confinamiento a través del teléfono móvil

Celaá crea un plan educativo ‘online’ para familias sin recursos

El Ministerio de Educación y Formación Profesional ultima un plan para facilitar que escolares de familias sin recursos tecnológicos puedan continuar el curso académico a través de teléfonos móviles durante la interrupción de las clases decretada para frenar la pandemia del coronavirus. Según la estimación del propio departamento que preside Isabel Celaá, aproximadamente el 10% de los estudiantes no están siguiendo la educación online.
Desde hace días, el Ministerio busca junto con operadoras de telefonía una fórmula para que los niños de hogares sin ordenador o sin conexión a internet no se queden descolgados tras dos semanas sin actividad lectiva presencial. Una situación que, según la ministra, se puede prolongar hasta «mayo o junio».
«Estamos trabajando la posibilidad de que a través del teléfono podamos transmitir también contenido educativo», indicó la política. Además, anunció que su departamento trabaja «para identificar a los alumnos que no se conectan» a las clases a distancia.
En España, uno de cada cinco hogares carecen todavía de ordenador, en concreto el 19,1%, según la última encuesta sobre equipamiento y uso de tecnologías de información y comunicación en los hogares del Instituto Nacional de Estadística (INE).
Sin embargo, en casi todos las familias, el 98,5%, hay al menos un terminal móvil, según esta encuesta. Después de haber llegado a un acuerdo con Televisión Española para emitir material audiovisual educativo durante la cuarentena, Educación pretende convertir a los smartphones en un nuevo canal para hacer llegar contenidos escolares.
En la misma línea se posicionó la presidenta de Ceapa, Leticia Cardenal, quien mostró su preocupación por las «desigualdades» que, en su opinión, provoca la enseñanza online en familias sin recursos, afectadas también por la suspensión de los comedores escolares.