Un programa electoral pendiente de acelerar

L.C.S
-

El primer año de mandato del nuevo equipo de gobierno en el Ayuntamiento deja algunos avances en el programa electoral, pero ninguno en los proyectos más destacados. Dificultades económicas, el problema de la sequía y la crisis sanitaria, claves

Un programa electoral pendiente de acelerar - Foto: Ana I. Ramirez

Mañana lunes 15 de junio se cumple un año desde que tomó posesión como equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Ávila  los 11 concejales de Por Ávila, apoyados por los 2 de Ciudadanos, bajo la dirección del alcalde, Jesús Manuel Sánchez Cabrera. En este periodo dos cuestiones han marcado el desarrollo del trabajo realizado desde el Consistorio abulense, en primer lugar la situación de sequía con la que se encontraron los nuevos dirigentes nada más de sentarse en los sillones de mando y, sobre todo, el estado de alarma que paralizó el país a mediados de marzo de 2020 y del que se empieza a ver la luz al final del túnel, pero para la que todavía queda un trayecto costoso.
Estas dos dificultades sobrevenidas, más una situación financiera de las arcas municipales que Por  Ávila denunció que no era la esperada, por mala, pero que desde el Partido Popular, formación que dejó la herencia, se ha defendido que  para nada era tan crítica como se ha asegurado desde XAV, han dejado un desarrollo del programa electoral del equipo de gobierno que mucho tendrá que acelerar para que alcance un  buen grado de cumplimiento en los tres años que restan para completar los cuatro de mandato otorgado en las urnas tras las Elecciones Municipales del mes de mayo del año pasado.
Fue esa situación económica la que desde el equipo de gobierno se esgrimió como razón para la subida del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que se incrementó en algo más de un 8%, una de las primeras medidas adoptadas por los nuevos responsables municipales,  así como fue la situación de sequía la que se llevó por delante el Concurso Hípico Nacional.
Como todo programa electoral, con el que XAV se presentó y ganó  hace un año ha cuestiones más tangibles que otras. De los proyectos concretos se puede conocer si se han ejecutado o no, pero de hay otras cuestiones más difíciles de valorar su grado de cumplimiento por ser en algunos declaraciones de intenciones y en otras medidas de incentivos, bonificaciones o fomento, que se incluyen en las ordenanzas fiscales y en el presupuesto municipal.
De entre los primeros, de los proyectos concretos que aparecían entre las promesas electorales y que ya se han llevado a cabo, el repaso a los más destacados en el área de Urbanismo y Medio Ambiente, nos lleva a la ampliación del cementerio y la licitación del servicio encargado de su mantenimiento y conservación, y a la creación de la mesa de expertos para decidir sobre el abastecimiento de agua a la ciudad, como parte del Plan Integral de la Gestión del Agua prometido. Los trabajos de conservación y mantenimiento de las calles de la ciudad, a través de la Brigada de Intervención Rápida, se defienden como ejecutados por parte de XAV, algo que se cuestiona desde el Partido Popular, y que ha sido motivo de polémica entre ambas formaciones durante lo que se lleva de mandato.
En este apartado XAV tenía proyectos relacionados con la educación ambiental que a través de diferentes talleres se ha ido potenciando, y ha dado los primeros pasos hacia una eficiencia energética de edificios municipales.
En el apartado de políticas para el desarrollo económico, Por Ávila prometía actuaciones de rehabilitación y revitalización en los polígonos industriales de Las Hervencias y Vicolozano, algo que en el primero de los casos se está ejecutando, aunque con cargo a actuaciones derivadas de un acuerdo de la legislatura anterior con el Gobierno de España, y que ahora entra ya en la tercera fase.
Aquí también entran las actuaciones realizadas para la potenciación y promoción del comercio local, con diferentes programas en momentos puntuales como la campaña navideña, y que han estado marcadas en la última fase del mandato por las circunstancias provocadas por la pandemia de la Covid-19, algo parecido a lo que ha sucedido con la hostelería.
En el apartado de comunicaciones, en donde las competencias municipales no son demasiadas, la petición de que Ávila se incluya en  el Corredor Atlántico Ferroviario cumple una de las promesas de ese epígrafe, que en el caso de supresión de peajes, bonificación de los mismos y mejoras en las líneas ferroviarias, está lejos de conseguirse.
servicios sociales. Este es uno de los apartados del programa electoral de difícil concreción en cuanto a su grado de cumplimiento, pero, y más teniendo en cuenta la sacudida que ha sufrido con la crisis social derivada de la sanitaria tras la expansión del coronavirus. Se han puesto en marcha varios de los programas anunciados, pero interrumpidos desde marzo, cuando se tuvieron que desviar todos los recursos a la atención de los más necesitados y afectados por la pandemia.
Cabe destacar en este apartado el impulso al fomento de empleo para personas con discapacidad y el desarrollo de campañas de ayuda a mayores.
La política de fiestas tiene un apartado específico en el programa electoral de XAV, pero el objetivo de potenciar las fiestas de Santa Teresa, San Segundo y las de Verano se dio de bruces, en los dos últimos casos, con el virus. Además, el encontronazo con las peñas debido a la decisión de empezar a cobrar por el uso de bienes municipales, deja este apartado pendiente de una mejora.
Uno de los puntos del compromiso de campaña, el de acercar la  cultura a los barrios de la ciudad, podrá ser una realidad al diversificarse las Fiestas de Verano con actuaciones por diferentes zonas de la ciudad.
En deportes, la Confederación Hidrográfica del Duero frenó el cumplimiento de las mejoras en las instalaciones del complejo Sancti Spiritu, aunque se podrá cubrir el graderío, algo que estaba anunciado.
En relación con los barrios anexionados, la promesa de contar con una partida presupuestaria propia se ha cumplido, mientras que, por último, en el área de Transparencia, la recuperación de la cuenta de Twitter de Emergencias Ávila y la reciente publicación de bienes de los miembros de la Corporación, se apuntan como hechos más destacados.